Publicado el Deja un comentario

“ABC DEL SINDICALISMO”, nuevo  libro de José Gómez Cerda fue puesto en circulación.

“ABC DEL SINDICALISMO”, nuevo  libro de José Gómez Cerda fue puesto en circulación.

 

El libro numero 61 de José Gómez Cerda fue puesto en circulación  ayer, en el almuerzo de confraternidad que realizó la Confederación Autónoma de Sindicatos Clasistas (CASC),  en el Hotel Dominican Fiesta, en Santo Domingo, donde participaron centenares de dirigentes nacionales e internacionales de Puerto Rico, China, Cuba, España, Bégica, Alemania, Santi Kitts, Aruba, Puerto Rico y Curazao, además autoridades gubernamentales y privadas.

El libro ABC DEL SINDICALISMO tiene un prólogo de Gabriel del Río, Presidente de la CASC, y una dedicatoria a Henry Molina, Emilio Máspero y Oscar Semerel, distinguidos sindicalistas latinoamericanos.

 

Los temas más importantes que tratan en este libro son;

Dedicatoria, Prólogo, por Gabriel del Río.

El sindicalismo, el sindicalismo ideológico, sindicalismo humanista. los estatutos sindicales, los niveles sindicales, los poderes sindicales, la asamblea sindical, el tribunal disciplinario, el plan de trabajo sindical, los principios del sindicalismo, los valores del sindicalismo, los  cuadros  militantes  del sindicalismo.La Globalización frente al sindicalismo. El Papa Francisco y el sindicalismo. La actualidad en el Sindicalismo en la República Dominicana. Conflictos laborales abarrotan tribunales de Trabajo en el país.

 

El trabajo humano, el bienestar social, la justicia social, el empleo, el diálogo social, la seguridad social, salud y seguridad en trabajo. las mujeres trabajadoras y la agricultura. Los niños trabajadores. la explotación infantil en América Latina. Los consumidores. El presupuesto familiar. Los adultos mayores. La vivienda social. 100 años de la OIT.

 

Este libro “ABC DEL SINDICALISMO” es fundamental para los trabajadores y trabajadores jóvenes, para los que entran a formar parte de los sindicatos, a nivel nacional e internacional, y para todos los sindicalistas que quieran conocer el funcionamiento, estructuras y organismos sindicales.

 

 

Publicado el 1 comentario

MÓNICA GUTIERREZ PRESENTA EL CURSO ONLINE SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR

MÓNICA GUTIERREZ PRESENTA EL CURSO ONLINE SOBRE EL ARTE DE ESCRIBIR

 

SINTESIS DE LA PRIMERA LECCIÓN; EL OFICIO DE ESCRIBIR

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=lQ0Ug60FGMg&feature=youtu.be

Publicado el Deja un comentario

RADHAMÉS GÓMEZ PEPÍN, PERIODISTA. José Gómez Cerda

RADHAMÉS GÓMEZ PEPÍN, PERIODISTA

 

José Gómez Cerda

Presidente de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED).

 

Al conmemorarse 4 años del fallecimiento de Radhamés Gómez Pepín    (4 de diciembre 1927,  26 de octubre de 2015)  lo recuerdo  como uno de los  héroes en mi infancia, en el sector San José, del barrio Baracoa,  en Santiago.

 

Radhamés acompañado siempre de su hermano Euclides, era parte de un grupo de intelectuales del barrio, junto con Manolito Álvarez,  que murió en el bombardeo que hizo la aviación al Palacio Nacional en 1965, siendo él diputado por el PRD,  su vecino en la Avenida que hoy tiene el nombre de las Hermanas Mirabal.

 

Una de las  hermanas de Radhamés siempre llevó una vida religiosa, de espiritualidad.

 

En ese grupo de jóvenes intelectuales estaban los hermanos Tineo (Perucho, Jaime y Paula), hijos de don Pedro Tineo que siempre vivió en la Calle Patria (Hoy Jaime Tineo).

 

Perucho Tineo fue el único hombre que conocí  durante la dictadura, en mi niñez que hablaba públicamente contra Trujillo, su hermano Jaime, profesor del Liceo Secundario, fue uno de los organizadores de los “panfleteros”, asesinado, cuyo cadáver nunca apareció.

 

Hermoso era escuchar a estos jóvenes discutir de diversos temas en la Avenida, frente a un famoso limpiabotas del barrio apodado “El Ñeco”.

 

Radhamés  fue mi profesor de cultura física en la Escuela Paraguay, cuando él  pretendió estudiar para aviador.

 

Su padre Don Ramón Gómez, periodista del periódico La Información era un hombre tranquilo; la madre de Radhamés Doña Ana Pepín fue mi profesora de matemáticas en la Escuela Intermedia México; y su abuela Doña Lalá estuvo hasta los 80 años dando clases a niños pobres, gratis, en una escuelita.

 

La familia Gómez  Pepín era una de las familias de intelectuales, relacionados con la Señorita Ercilia Pepín, una histórica educadora santiaguera.

 

Radhamés heredó de su padre la vocación por el periodismo, que comenzó en el periódico La Información.

 

Los niños de esa época del barrio, entre ellos recuerdo a Osvaldo Cepeda y  Cepeda y su hermano Pelegrín, que vivíamos ambos en la Calle Arté, de Baracoa, Agustín Colón, Rafael Peralta (Miguelito), y Pedro Luis Veras,  disfrutábamos y aprendíamos de los diálogos públicos que establecían Radhamés, Manolito, Perucho y Jaime Tineo; que algunas veces terminaban en la Iglesia San José, recaudando orientaciones del sacerdote, pues ellos todos tenían conocimientos filosóficos. Al menos Radhamés había cursado algunos años en el Seminario Menor del Santo Cerro.

 

Cuando ocurrió el caso político del desaire que hicieron abogados de Santiago al realizar un acto público y no mencionar a Trujillo, Radhamés hizo uno de sus primeros reportajes periodístico sobre un caso que se hizo nacional.

 

Así también ocurrió en el caso del robo del Banco Royal Bank en Santiago, en especial las audiencias públicas donde los hermanos  Maldonado, especialmente el autor principal Eudes, hablaban sin ningún temor de casos políticos, aunque el hecho les costó la vida, incluyendo a sus hermanos.

 

Recuerdo a Radhamés Gómez Sánchez, (Chiqui) el hijo de mi amiga Vilma,  como Radhamés andaba con él,  cuando era casi un bebé, y le explicaba cosas que creo que el niño no tenía capacidad de asimilar, pero su padre le repetía las cosas varias veces, y en voz alta.

 

Cuando la Asociación  de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED) le otorgó el premio Caonabo de Oro, me dijo el doctor Salvador Pittaluga que era uno de los premios más justos, porque Radhamés Gómez Pepín fue uno de los mejores periodistas dominicanos.

 

Radhamés Gómez Pepín, modelo de  joven  intelectual en mi niñez, es un ejemplo para los periodistas dominicanos.

 

Santo Domingo, octubre 2019

Publicado el Deja un comentario

Henry Molina, José Gómez Cerda

 

 

En ocasión del  primer año de su fallecimiento, 19 de octubre

 

 

6

Henry Molina fue un modelo de laico católico, de él se pueden escribir varios libros. Nos conocimos durante la dictadura de Trujillo, en 1957, cuando él tenia 16 años, era miembro del Comité de la Acción Católica y yo Presidente de la Juventud Obrera Católica-JOC, en la Iglesia San Juan Bosco, en Santo Domingo.

Henry iba a las reuniones de la JOC, acompañado de Pablo Nadal, que era también miembro de la Acción Católica. Otros miembros de ese organismo eran Milagros Pratt y Juan José Ayuso. Juntos leímos dos libros que eran prohibidos por la dictadura: “El Coraje de Vivir”, de Maxence Van der Meer, una biografía de José Cardijn, fundador de la JOC Internacional, y “En la Escuela de lo Social”, sobre la situación social en la España de Franco.

En 1958 por problemas político contra la dictadura de Trujillo salí al exilio y me instalé en Nueva York, un año después lo hizo Henry Molina, ambos trabajamos en la Juventud Obrera Católica, de Nueva York, en la sección hispana, donde yo era el Presidente y Henry encargado de Relaciones Internacionales.

En Nueva York conocimos a José Cardijn, el cura belga, fundador de la JOC. Ahí nos reencontramos, además en la JOC-hispana.

En esa ciudad establecimos relaciones con Guido DAlessandro-Yuyo, Alfonso Moreno Martínez, Mario Read Vittini, y otros exiliados, trabajamos juntos en la Delegación del Frente Interno-DAFID, y participamos en la elaboración de los estatutos del futuro Partido Revolucionario Social Cristianos. Yo era el secretario juvenil del Movimiento Pro Liberación Dominicana, que dirigía Bienvenido Hazim Egel.

Durante un tiempo fui a estudiar sindicalismo en la Universidad de Río Piedras, en Puerto Rico, y colaborador de la JOC de esa isla. Ahí conocí a Emilio Máspero, un dirigente argentino, encargado del área del Caribe de la Confederación de Sindicalistas Cristianos (CLASC), por intermedio del Padre Salvador Freixedo, Asesor de la JOC en Puerto Rico.

Emilio Máspero y Rafael Caldera organizaron un curso en Venezuela para un grupo de jóvenes dominicanos que estamos exiliados, participando Henry Molina y yo, para especializarnos en el sindicalismo. Henry Molina y yo participamos en  un curso intensivo en Venezuela sobre Sindicalismo, Reforma Agraria, Política y Asuntos Juveniles, evento que fue organizado por la CLASC (después CLAT), el Instituto Nacional de Estudios Sociales   (INES), de Venezuela. Ese grupo de jóvenes dominicanos exiliados estaba compuesto por: Henry Molina, Caonabo Javier Castillo, Prospero Morales, Prisco Morales, Ramón Harvey, José Antonio Brea, Cucho Rojas Fernández y José Gómez Cerda.

 

Henry Molina y yo participamos en el Congreso Extraordinario de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (C.T.V.), después del atentado de Trujillo contra el Presidente de Venezuela Rómulo Betancourt. Ese fue el primer Congreso de la CTV después de la dictadura de Pérez Jiménez. Además participaron en actividades sindicales organizadas por la Confederación Autónoma de Sindicatos Autónomos (CODESA).

 

Conocimos y tratamos a varios dirigentes sindicales venezolanos, como Rafael León León, Dagoberto González, Laureano Ortiz, y a varios cubanos que llegaron exiliados y se instalaron en Venezuela como Eduardo García Moure y José de Jesús Plana. Nuestros profesores fueron Emilio Máspero, Rafael Caldera, Luis Herrera Campis, Arístides Calvani y otros destacados sindicalistas y políticos venezolanos.

 

El 29 de enero de 1962 se realizó en Primer Encuentro de Trabajadores Cristianos, en el local del Instituto Comercial Juan Pablo Duarte, en Villa Duarte, Santo Domingo. Esa reunión fue presidida por Emilio Máspero, Secretario General Adjunto de la Central Latinoamericana de Sindicalistas Cristianos (CLASC). Entre los participantes estaban Jesús Caminero Morcelo, Porfirio Zarzuela, Gabriel del Río, José Gómez Cerda, Jorge Cruz Reyes, Henry Molina, Prisco Morales, Rafael Hidalgo y otros.

 

Henry Molina, Gabriel del Río y yo, participamos en la constitución del Instituto Nacional de Formación Agraria y Sindical (INFAS), sus primeros cursos se realizaron en la Casa Manresa, en Santo Domingo y en el Seminario Menor en Santo Cerro, La Vega. Los cursos contaban con la colaboración de los Padres Manuel González Quevedo, José Arnaíz, José Llorente y Benavides, en Santo Domingo; y Francisco Guzmán, en el Santo Cerro.

Henry Molina estudió  Ciencias Políticas y Agrarismo en el Instituto Nacional de Estudios Sociales (INES), en  Caracas, Venezuela 1961-1962; Derecho del Trabajo, Negociaciones Colectivas y Economía, en el Instituto Internacional de Estudios Sociales (IES), situado en Colombia, en 1963. Derecho Internacional del Trabajo, en el Instituto de Estudios Laborales de la OIT, en Ginebra, Suiza en 1964.

El Primer Congreso de la CASC eligió a Jesús Caminero Morcelo, como Secretario General. En la directiva estaban también Gabriel del Río, Porfirio Zarzuela, José Gómez Cerda, Rosendo López, Henry Molina y otros destacados jóvenes sindicalistas. La CASC realizó unidad de acción con diversas organizaciones sociales, entre ellas con el Bloque Revolucionario Universitario Cristiano (BRUC), que eran dirigidos por Bernardo Defilló, José Joaquín Puello, Lucas Rojas y otros líderes universitarios.

 

El primer dirigente de la CASC que viajó para representar a los trabajadores dominicanos fue Henry Molina, que participó como delegado oficial a la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en 1962. Con sólo 21 años era el delegado oficial más joven en esa Conferencia mundial. Se integró a la Comisión de la OIT sobre seguridad social.

 

Henry Molina representó la CASC en el organismo de dirección del seguro social dominicano, y fue él quien propuso el cambio de nombre de Caja Dominicana de Seguros Sociales, a Instituto Dominicano de seguros sociales-IDSS, y que ese organismo fuera dirigido por un grupo tripartita, donde fueran representados los trabajadores, los empleadores y el Estado, en forma de igualdad. Durante muchos años fui su suplente en el IDSS.

 

El 25 de septiembre un golpe de Estado derrocó el gobierno del Profesor Juan Bosch. Henry Molina, junto a otros dirigentes de la CASC, fue uno de los primeros dirigentes sociales en ser encarcelado por militares del gobierno golpista del Triunvirato.

 

En  Agosto de 1964, cuando el Gobierno del Triunvirato pretendió modificar las aportaciones de los trabajadores para el sostenimiento del Seguro Social. La Ley 360 pretendía modificar la Ley 1896, sobre Seguros Sociales, para que los trabajadores  y los Empleadores aportaran el doble (del 2 ½% al 5%), la CASC hizo una huelga general, esta ciudad se inició en Santiago, luego tuvo un carácter nacional.

 

Todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional fueron hechos prisioneros por la policía nacional, con amenaza de ser deportados. Yo estaba esos días en Panamá, cuando regresé tomé la dirección de la CASC, fui escondido por el Padre Marcial Silva, y discutí la solución a la huelga.

 

Esta actividad le costó mucho a la CASC, el gobierno la declaró ilegal, cientos de directivos sindicales fueron despedidos de sus puestos de trabajo, y decenas de sindicatos se des-afiliaron de la Confederación, entre ellos parte de los eran empresas del Estado, y de la industria azucarera.

 

Ese mismo año la CASC hizo su segundo Congreso Nacional y eligió a Henry Molina como Secretario General, quedando yo como Secretario Nacional de Organización, y encargado de la región del Norte. También estaban Gabriel del Río, Porfirio Zarzuela, Rosendo López, Francisco José Bidó, y otros valiosos dirigentes. La CLASC estuvo representada por Eduardo García, de Curazao participó Oscar Semerel.

 

Por indicación del Comité Ejecutivo Nacional de la CASC, Henry Molina viajó a Puerto Rico, a reunirse con el Profesor Juan Bosch, en preparativos para derrocar al gobierno del Triunvirato, que tomaba medidas contra los trabajadores. La CASC estuvo enterada y participó en el proceso de conspiración contra el gobierno ilegitimo.

 

Desde la fundación de la CASC. El dirigente que tuvo mayor carisma, por su forma de actuar, hablar y orientar, era Henry Molina. Cuando comenzó la revuelta contra el Triunvirato, el 24 de abril de 1965, la CASC no vaciló en apoyar el movimiento constitucionalista, y en una presentación en el Canal 4, de Radio Televisión Dominicana, todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional, nos presentamos, y fue Henry Molina, en su calidad de Secretario General quién leyó el manifiesto de los trabajadores apoyando el retorno a la constitucionalidad y el regreso del profesor Juan Bosch, como Presidente de la República.

 

En su casa, situada en la Calle Pimentel, de Santo Domingo, nos instalamos los dirigentes de la CASC que vivíamos en el interior, entre ellos Francisco José Bidó, Francisco Santos y yo, para participar en las actividades que realizó la CASC durante la revolución, y ahí se formó el Comando Armado de Sindicalistas Cristianos-CASC, siendo Henry Molina, el comandante.

 

Durante todo el proceso de confrontación militar en Santo Domingo, Henry Molina representó a la CASC (sindical y militarmente), ante el gobierno constitucional que dirigió el Coronel Francisco Alberto Caamaño. Recuerdo que él y yo estuvimos en el Palacio Nacional horas después que yo bombardeado por las fuerzas aéreas dirigidas por el General Elias Wessin y Wissen.

 

Tuvimos una reunión con Alejandro Magnet, chileno, representante de la Comisión de la Organización de Estados Americanos -OEA, y a ñel le sorprendió que los sindicatos cristianos apoyaran el movimiento constitucionalista, pues todos los organismos internacionales decían que era una confrontación entre los constitucionalistas, comunistas, y anti-constitucionalistas, pro-norteamericanos. Él le solicitó a Caamaño que enviara un delegado sindical al exterior para explicar esta situación y el presidente constitucional me seleccionó  a mi.

 

Yo salí al exterior, a representar a los trabajadores y el gobierno constitucionalista, estuve en Venezuela, Chile y México, también visité Nueva York y Washington, en actividades del sector constitucionalista. Conversé en Venezuela con el Presidente Raul Leoni, en Chile con el presidente Eduardo Frei Montalva, en México tuve una rueda de prensa con periodistas internacionales, después me instalé en Puerto Rico, diariamente me reunia con Carmen Peña, en ese entonces novia de Henry Molina, que era azafata de la Compañía Dominicana de Aviación- CDA, e intercambiaba comunicaciones escritas entre Henry Molina y yo.

A fines de junio regresé al país, después de realizar mis actividades internacionales. Cuando llegué al aeropuerto dominicano me salvé gracias a Henry, que llamó al encargado del aeropuerto, fingiendo la voz del Nuncio Apostólico, diciéndole que yo era un alto funcionario internacional que venía para buscar una solución al conflicto armado, pude entrar al país son problemas, inclusive el funcionario pidió que no me registraran mi equipaje, y me mandó a la ciudad de Santo Domingo con su chófer.

Henry Molina fue el legislador que presentó la ley sobre la creación del Instituto de Formación técnico Profesional (INFOTEP), además proyectos sobre nuevos sistemas   sobre seguridad social y nuevo Código de Trabajo, que por motivos de intereses políticos y económicos no fueron aprobados.

Henry Molina participó en todas las actividades del movimiento constitucional, en representación de la CASC, como comandante del grupo de trabajadores de la Confederación y como del Comando.

Henry Molina fue el padrino de mi boda, el padrino de mi hijo Nicolás Gómez Piens, yo soy el padrino de su hija Cythia Molina Peña.

Es necesario destacar la vida familiar de Henry Molina, mencionar a Carmen Peña, la madre de sus hijos Luis Henry, Luis Emilio y Chyntia.

Este sábado 19 de octubre, cuando Henry Molina cumplirá un año de haber desaparecido físicamente, la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), en una reunión de su Comité Ejecutivo Nacional en el Instituto Nacional de Formación Agraria y Sindical (INFAS), instituciones de las cuáles él fue co-fundador, le rendirán un homenaje.

La familia de Henry Molina recordará a este líder con una misa que se oficiará el  sábado 19 de octubre, a las 6.30 de la noche, en la Iglesia El Buen Pastor, en Santo Domingo.

Publicado el 1 comentario

Tomás Moro y su Utopía   José Gómez Cerda

Tomás Moro y su Utopía

 

José Gómez Cerda

 

Mi último libro es “Tomás Moro, político y Gobernante”, un personaje de importancia general, sin embargo, muy desconocido en muchos sectores.  El es el patrón de los políticos y los gobernantes, sin embargo, pocos conocen su grandiosa obra.

 

Además de ser un modelo para los abogados, los juristas, los laicos católicos, como político, presidente de la cámara de los comunes en Inglaterra, canciller y mártir por defender sus principios y convicciones, él escribió uno los libros políticos de mayor transcendencia;  UTOPÍA.

 

En el caso concreto de “Utopía”, la estructura de la obra y la técnica del diálogo que emplea su autor, hacen de ella una obra que cumple a la perfección lo que se propone tratar sobre la mejor forma de una comunidad política.


Tomás Moro no busca programas de acción inmediata –tarea que corresponde a los cristianos bajo su personal responsabilidad- sino líneas maestras y principales para la edificación de una futura sociedad.

 

El punto de partida de Moro no es una búsqueda de lo que sería idealmente justo en el mundo, sino un método eficaz de trabajo para exponer lo que realmente tenía de malo la sociedad de esa época.  Utopía es lo contrario de un Estado próspero en desarrollo económico.

 

Y si no se dan allí las matanzas o revueltas porque se trata de un Estado en el que los valores espirituales y materiales se desarrollan al mismo tiempo, en un sistema de libertad y tolerancia, que encamina toda actividad hacia el servicio comunitario, haciendo que la isla entera constituya una especie de única y gran familia. Utopía es un instrumento de reflexión -con un método sin duda peculiar, novedoso y eficaz-, para la búsqueda de un mundo mejor.

 

Destacamos tres temas de esa obra que consideramos especialmente relevantes:


  1. La supresión del dinero,

  2. Eliminación de la propiedad privada; 

  3. La dignidad y relevancia humana; El trabajo humano; 


Clave del libro, es la visión comprensiva que Moro posee de los acontecimientos que describe y analiza.  Para que todo vaya bien en la sociedad habría que acabar con la propiedad privada. El dinero es el causante de casi todos los males que acaecen en una sociedad… 


¿Es el dinero la raíz última de los males?. ¿Es el dinero uno de los eslabones en el determinismo mecanicista de la historia? O, puesto de manera más positiva, ¿la eliminación del dinero en Utopía, y con ello la posibilidad de acumular bienes privados, es razón del bienestar de los utopienses? 


¡No, no es ésa la razón!, sino otra bien distinta.  Si los negocios humanos funcionan bien en Utopía, si la gente trabaja y cede voluntariamente el producto de su trabajo, si no existe codicia por acumular bienes ni intención de alzarse con el poder… es porque los valores espirituales priman sobre los materiales.

 

No es porque no exista el dinero, o la propiedad privada. Es el amor al prójimo y la esperanza de una vida futura premiada por Dios, lo que les mueve a trabajar y servir a sus conciudadanos.

 

Más allá de la desaparición de la propiedad privada o del dinero, la lección que quiere dar Moro es ésta: “que la ambición, el orgullo y los vicios sensuales han rebajado de tal forma la conducta cristiana de los pueblos. Que es vergonzoso contemplar cómo los utopienses, que no han recibido la Revelación, se mantienen a un nivel superior al de los reinos que se llaman cristianos.

 

Quien hace del dinero, o de la posesión de bienes, la fuente de los vicios, está en realidad transfiriendo las funciones económicas de estos medios a la esfera ética, midiendo los males por las riquezas y haciendo al dinero patrón de la esfera moral.

 

¿Puede un político ser honesto, si se dedica a fabricar bebidas alcohólicas, ser dueño de bancas de juegos de azar, traficar con drogas, robar, promover vicios…? ser corrupto. A engañar a sus clientes…

 

Porque cuando una sociedad no responde a la llamada de Dios, y la desprecia, viene a caer en una situación más lamentable que la de aquellos que se guían por la mera razón natural.

 

Tomás Moro da gran importancia a la educación para obtener estos objetivos. El principal personaje de Utopía es Rafael Hythiodeo, un portugués, que dice que viajó con Américo Vespucio, es el personaje principal, él  es quien  conoce a la isla UTOPÍA. El dice; La educación no es para formar a personas como ladrones, que luego habrá de ajusticiar, sino debe ser conforme a las verdaderas virtudes cívicas.

 

Tomás Moro le propone a Hythlodeo que todo lo que ha aprendido en sus viajes y en la isla de Utopía lo lleve a la Corte, para enseñarlo y que sirva de orientación a los que gobiernan.

 

Si no es posible erradicar de inmediato los principios erróneos, ni abolir las costumbres inmorales, no por ello se ha de abandonar la causa pública, que es la política. El buen saber político tiene una forma y un tiempo que resulta indispensable cuidar.

 

En el pasaje de Utopía donde se trata de los cargos públicos en la isla se dice, por ejemplo, que “a las sesiones del Senado asisten dos sifograntes (ancianos sabios, jefes de tribu), distintos cada día, estando previsto, que no se ratifique ningún asunto tocante al Estado si no ha sido sometido a debate en el Senado por lo menos tres días antes, para que ellos conozcan y estudien los asuntos, sin improvisaciones.

 

Todo intento de resolver asuntos públicos fuera del Senado o de las asambleas de ciudadanos, se considera gravísimo delito”.

 “El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral. Ésta es la luz que iluminó su conciencia.

 

Cuando vemos que muchas veces el dinero o el “tener” es el motivo único de tantas personas en la política −cuando se hace gala más lo que se tiene, que lo que se es−, comprobamos cómo ese modelo de vida genera tantas discriminaciones y abusos de los derechos humanos.

Cuando encontramos un político honesto, como fue Tomás Moro, es un gran descubrimiento.

 

Es Rafael Hythlodeo el que hace la descripción de Utopía y describe las bondades de la isla, que según él mismo considera, serían consecuencia del sistema económico que rige en la isla, de esa visión comunitaria que él mismo ha visto y disfrutado, y en la que no existe ni dinero ni propiedad privada.


Hythlodeo; De todas maneras, mi querido Moro, si he de decirte con sinceridad lo que tengo en mi conciencia, me parece que donde quiera que exista la propiedad privada, allá donde todo el mundo mida todo por el dinero, resultará poco, menos que imposible, que el Estado funcione con justicia y propiedad.

 

Estoy firmemente convencido de que será imposible una distribución justa y equitativa de los bienes y una satisfactoria organización de los asuntos humanos, si no se suprime totalmente la propiedad privada.

 

Moro: “Pues yo pienso todo lo contrario. Jamás será posible el bienestar allá donde todos los bienes sean comunes.

 

¿Cómo se va a conseguir que haya abundancia de bienes si todo el mundo se sustrae del trabajo? No sintiéndose urgidos por necesidades personales, los hombres se volverán perezosos, confiando en la laboriosidad del prójimo. Y al verse hostigados por la pobreza, y sin ley que proteja el derecho a los bienes que se han adquirido, ¿No se debatirán irremediablemente en perpetua matanzas y revueltas?

 

La propuesta de suprimir el dinero, y con él la propiedad privada, no supone inferir una postura pesimista por parte de Moro.  ¿Quién ignora que los fraudes, robos, rapiñas, reyertas, motines, guerras, levantamientos, asesinatos, traiciones y envenenamientos quedarían definitivamente extinguidos junto con la supresión del dinero?


Y al mismo tiempo que el dinero, desaparecerían también el temor, la inquietud, las preocupaciones, las fatigas y vigilias, y hasta la pobreza misma −única que parece andar corta de dinero−; también ella decrecería tan pronto se eliminase totalmente el dinero en el mundo”

 

 

El trabajo, como elemento necesario y prioritario en la vida de los utopienses, se destaca como referencia constante en la obra de Tomás Moro. Lo considera elemento indispensable para una sociedad que, como UTOPÍA pueda ser considerada feliz y próspera.

 

En el libro primero de Utopía, Moro se duele de esa sociedad que se llama cristiana, pero donde el dinero lo puede todo y los hombres rehúyen el trabajo, tratando de triunfar a costa del sudor ajeno. La contrapartida se hallaría en la isla de Utopía, que aun siendo pagana, nos da ejemplo de vida honrada y laboriosa. El trabajo se trata de modo específico en el capítulo dedicado a las artes y oficios de los utopienses.

 

En Utopía nadie anda ocioso, sino que todos trabajan, de un modo armónico y equilibrado. En Utopía el trabajo es algo esencial, pero nunca se tratará de un fin de la buena vida, sino un medio para la vida buena.

 

Tomás Moro no perderá jamás , ni en la obra ni en su vida, la jerarquía de bienes y amores que ha de tener la vida cristiana; y por lo mismo tendrá muy clara la distinción de lo que son fines, por más ocultos o espirituales que sean, y lo que son medios, por más manifiestos y materiales que se muestren.

 

En Utopía se trabaja tan solo seis horas al día, con tiempo libre para comer, divertirse y dedicarse a las cosas del espíritu. Seis horas bastan porque se trabaja con intensidad y porque nadie se crea más necesidades que las que exige la vida. Los únicos no obligados al esfuerzo son los viejos y los enfermos.

 

Es muy positiva por tanto la valoración que se hace en Utopía de los oficios, hasta el punto de prescribirse que “todos −hombres, y mujeres− han de aprender un oficio”.Pero dentro de ese principio general, Moro destaca de entre todos los oficios, uno que se considera obligatorio para todos los ciudadanos; es la agricultura.

 

En efecto, todos los utopienses sin excepción, sea cual sea el oficio que tengan; a veces se tratará además de trabajos en el campo, se instruyen en el arte de la agricultura desde la niñez.

 

En este sentido, Tomás Moro, imbuido quizá por el espíritu religioso que hacía de la agricultura una ocupación digna y necesaria para los mismos monjes contemplativos. “De todo lo que sirve para la adquisición de bienes, nada es superior a la agricultura, nada es más fecundo, ni más agradable, ni más digno de un hombre libre”

 

¿Por qué? Porque en ella el trabajo en la agricultura está conciliado con la seguridad de poseer bienes suficientes (excedentes) para su subsistencia, y un sistema de solidaridad que aleja a los utopienses de todo posible temor por su mantenimiento y estabilidad económica.

 

En el caso concreto del trabajo en la agricultura aún es más manifiesto, porque lo propio de un verdadero humanista, es ese intento de armonía entre la ciudad y el campo, la urbe y el agro. Para los ciudadanos de Utopía, el trabajo es signo y medio de liberación humana y base de la dignidad individual. Así es la vida y obra de este político honesto, llamado Tomás Moro. “El hombre no se puede separar de Dios, Ni la política de la moral”. Tomás Moro

 

UTOPÍA es un país en el que no existe nada privado, todo es común y por lo que nadie carece de nada. Sus habitantes son ricos aunque nada posean.  La idea de una isla “ningún  lugar” es una imagen perfecta, porque supone la necesidad de descubrir ese lugar.

 

Unos de los antecedentes a la obra de Tomás Moro, son LOS HECHOS DE LOS APOSTOLES, que dice; “La multitud de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma y nadie consideraba suyo lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común…

 

No había entre ellos ningún necesitado porque los que eran dueños de campos o casas los vendían, llevaban el precio de la venta, lo ponían a los pies de los apóstoles y se repartía a cada uno según su necesidad” (Hechos 4, 32-35).

 

Este pasaje de los Hechos  de los Apóstoles, describe bien a Moro no sólo por ser mártir de la fe,  sino por su honestidad, coherencia y testimonio de vida cristiana, por su unidad de vida.


Junto a los Hechos de los Apóstoles, en Tomás Moro hemos de destacar la influencia notable de San Agustín, como lo demuestra el hecho de que en sus escritos sea el autor más citado entre todos los Padres de la Iglesia. Tenía un profundo conocimiento de “La Ciudad de Dios”, el libro de San Agustín, sobre los dos amores que fundaron sendas ciudades; la terrena y la celestial.

 

Ambos autores buscan ante todo comprender la relación entre la Ciudad de Dios, que no se puede, ni se debe identificar con la Iglesia terrenal, y la Ciudad de los hombres, tampoco identificable con cualquier tipo de forma de gobierno.

 

En ese sentido, las obras de San Agustín y Tomás Moro, leídas en sus contextos históricos llenan de luz la doctrina tradicional de la Iglesia respecto a la relación de la Iglesia y del poder político. Uno de Teología de la Historia, otro de pensamiento utópico. Moro, como San Agustín, poseía una fuerza interna: su pasión por la verdad, heredades de  Sócrates, Platón y Aristóteles.

 

Los abogados, los católicos, los politicos, los gobernantes, los laicos católicos, debemos conocer la vida, obra y acciones de Tomás Moro, un modelo para nuestra sociedad.

Publicado el Deja un comentario

CURSOS ONLINE, EN LINEA O POR INTERNET.. José Gómez Cerda

CURSOS ONLINE, EN LINEA O POR INTERNET.

 

José Gómez cerda, Presidente de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos, y Director de la Academia Humanista habló sobre los cursos online, en línea, por Internet, en el programa de televisión “Aquí Santo Domingo”, que dirige Estuardo Arias.

 

“La Academia Humanista  de la República Dominicana ha realizado una serie de cursos sobre ideas políticas, la cultura, el arte de escribir, seguridad social y otros temas sociales, además se ha especializado en libros digitales.

 

La utilización de las nuevas tecnologías,  para dar respuestas a los problemas de educación a distancia,  nos impulsa a incursionar en los cursos online, en línea, por internet, como un servicio social, para capacitar a jóvenes y adultos, en su formación personal y colectiva, con los nuevos instrumentos educativos  como es el internet, las redes sociales y los multimedios, que facilitan la formación y educación, en forma intensiva, rápida, sin importar en qué lugar se encuentran, sólo basta tener internet, y el deseo de aprender cosas nuevas y modernas.

 

Esta iniciativa creadora, moderna, ayudará a muchas personas a relacionarse con la formación en línea, online, y sacar provecho en poco tiempo. No se requiere certificados de estudios, sino el deseo de aprender.

 

A partir de octubre 2019, se iniciarán varios cursos online, con una plataforma con las nuevas tecnologías, se realizarán  cursos sobre diversos temas como; las ideas políticas, el arte de escribir, la cultura general, personajes como Tomás Moro, Doctrina Social Cristiana, periodismo, sindicalismo, seguridad social y otros temas de interés general.

 

El objetivo es brindar un medio moderno en la formación, para ayudar a elevar el nivel educativo y cultural de las personas humanas, con principios, valores y ética del humanismo integral, usando la dinámica de la educación permanente, con las herramientas modernas en la educación del siglo XXI, que  son instrumentos que pueden llegar a cualquier parte, y se puede estudiar desde sus casas o centros de trabajo, utilizando  un teléfono inteligente, un ordenador o computadora, tableta o cualquier aparato moderno que pueda comunicarse.

 

Los cursos online  se realizan a distancias, a través de un dispositivo con conexión a internet, se utilizan herramientas modernas. Los estudiantes pueden trabajar des de su casa o des de cualquier sitio en el que tengan conexión a internet.

 

La formación online, a distancia es una modalidad educativa que se presenta como una alternativa a la formación presencial y permite dar respuesta a las necesidades educativas que plantea una sociedad cada vez más diversificada y en constante evolución”

vídeo

https://www.youtube.com/watch?v=ZmVsqGGZjzU

 

 

Publicado el 1 comentario

Jurado declara  ganadores de los Premios Caonabo de Oro. Edición 2019.

Manuel Quiterio Cedeño, Mateo Morrison y Jean Michel Caroit

 

Jurado declara  ganadores de los Premios Caonabo de Oro. Edición 2019

 

El periodista y académico Manuel Quiterio Cedeño, el escritor, poeta y gestor cultural Mateo Morrison y el corresponsal del periódico Le Monde, Jean Michel Caroit, fueron declarados ganadores de la edición 2019 de los Premios “Caonabo de Oro”, organizado por la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED).

 

El jurado de los premios Caonabo de Oro aprobó  también hacer un homenaje a Cuqui Córdova,  legendario periodista deportivo y promotor de los premios Caonabo de Oro desde 1978, 41 años donde siempre ha participado en todas las actividades de estos premios, excelente periodista y hombre fundador de estos premios.

 

El jurado de los premios Caonabo de Oro, integrado por Iván García Guerra, Adriano Miguel Tejada, Mario Rivadulla, José Gómez Cerda, Adriano de la Cruz, Luis José Chávez, Demetrio Almonte, Manuel Quiroz, Diógenes Céspedes, y otros, analizó diferentes candidatos para estos premios.

 

Mateo Morrison Fortunato nació en Santo Domingo el 14 de abril de 1946. Gestor cultural, poeta, escritor, ensayista y abogado.  Estudió en el Centro Latinoamericano y del Caribe para el Desarrollo Cultural de Venezuela, convirtiéndose en el primer dominicano en titularse de Administración Cultural.

 

 

Licenciado en Derecho con méritos Magna Cum Laude, con diplomados en Derecho de Autor y Propiedad Intelectual, y otro en Negocios Jurídicos Internacionales. Ha sido profesor en los niveles secundario y universitario. Presidente Fundador de Espacios Culturales y fundador de la Unión de Escritores Dominicanos donde ostentó la Secretaría General. Fundador y guía del taller literario César Vallejo.

 

 

También fue fundador de la revista Extensión de la UASD. Dirigió el Departamento de Cultura durante más de 20 años de la Universidad Autónoma de Santo Domingo,  Director de Formación y Cooperación Técnica del Consejo Presidencial de Cultura y Presidente de esta entidad, Director General de Formación y Capacitación de la Secretaría de Cultura, Consultor en Animación Sociocultural de las Naciones Unidas para el Plan Decenal del Ministerio de Educación y Asesor de siete rectorías de la UASD.

 

 

Manuel Quiterio Cedeño, pasado presidente de ADOMPRETUR y reconocido gremialista, es un maestro de la comunicación con 38 años de ejercicio académico en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

 

Actualmente preside la agencia  CICOM, especializada en relaciones públicas,  comunicación estratégica e información turística.

 

Jean Michel Caroit, periodista francés, quien fuera corresponsal de AFP en Afganistán, Irán y Pakistán en la década de los 70s y desde el 87 es  corresponsal del periódico francés LE MONDE para El Caribe y Venezuela. Reside en la República Dominicana desde hace varios años.

 

Cuqui Córdova  es historiador deportivo. Ha dedicado su vida a la historia del deporte dominicano en general. Poseedor de un amplio archivo nacional sobre el deporte, incluyendo todas las disciplinas. Fue 2 veces presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo. Fue miembro del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano por más de 30 años, sirviendo en distintas funciones.

 

Fue secretario, vicepresidente y presidente del Comité Permanente. Ha escrito 14 libros sobre béisbol y figuras del deporte. Es el creador de los Premios Shell “Los dominicanos Primeros” y de las columnas que publica en el Listín Diario “Béisbol de Ayer ” y “La Crónica de los Martes”.

 

Cuqui es miembro de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED).

 

El certamen  auspiciado por empresa distribuidora de combustibles Total Dominicana,  seleccionó a los ganadores luego de ponderar diferentes propuestas en cada uno de los tres  renglones establecidos.

 

 

Los tres ganadores, serán reconocidos en un solemne acto público que se realizará el miércoles 18 de septiembre, en la Sala Aída Bonnelly del Teatro Nacional Eduardo Brito, a las 7:00 de la tarde.

 

Los Premios Caonabo de Oro  organizados por la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED) se llevan a cabo  anualmente desde el año 1978.

 

José Gómez Cerdas

Presidente de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos-ASEPED

Publicado el Deja un comentario

HERMANDAD DE ADULTOS MAYORES DE LA REPÚBLICA DOMINICANA.

HERMANDAD DE ADULTOS MAYORES DE LA REPÚBLICA DOMINICANA.

 

Adultos  Mayores Demandan Servicios Sociales

 

 

La Hermandad de Adultos Mayores de la República Dominicana (HAMARED) considera  que el tema del «Adulto Mayores”, las personas mayores de 60 años, debe tomarse en serio, porque   la realidad de nuestra sociedad es que cada vez tenemos un mayor  número  de personas  más viejos.

 

De los 10 millones de dominicanos, alrededor de 970.000 somos personas mayores de 60 años, y la progresión es el aumento de estos adultos mayores.

 

El Artículo 79, sobre  los servicios sociales,  de la Ley 87-01, establece una serie de servicios que debe brindar el sistema de seguridad social a los pensionados y jubilados, como son; Programas de orientación, adaptación y educación a través de los medios de comunicación social; Terapia ocupacional, viviendas, clubes sociales, tarifas especiales en actividades recreativas, educativas, deportivas y culturales.

 

 

Esa Ley también establece tarifas especiales en el transporte y en actividades turísticas, precios especiales en la compra de libros, revistas y útiles educativos, ropa y enceres domésticos, entre otros;  Tratamiento especial en las actividades públicas y privadas; y otros servicios sociales que contribuyan a la salud física y mental de los mayores de edad.

 

 

 

La HAMARED solicitará  al Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), la  puesta en vigencia de esos servicios, pues los adultos mayores requieren protección social.

 

 

 

La Ley No. 352-98 sobre Protección de la Persona Envejeciente, es otra legislación inoperante, que debe ser revisada, y su aplicación debe ser implementada para proteger a los adultos mayores, sin paternalismo, sino  como lo establecen los derechos humanos.

 

 

La HAMARED dice que el mundo actual está viviendo una revolución demográfica que se traduce en una disminución universal de las tasas de natalidad y mortalidad y en un aumento cada vez más acelerado del número de adultos mayores de sesenta años.

 

El envejecimiento global tendrá hondas repercusiones en la relación entre productividad económica y gasto social,  que afectará no sólo al grupo de personas de edad sino también a las generaciones más jóvenes y al equilibrio social en su conjunto.

 

Esta situación merita una atención especial para  que los servicios sociales para los adultos mayores sean eficientes y oportunos.

 

José Gómez Cerda

Coordinador de HAMARED

 

Celular  809.8768913

Publicado el Deja un comentario

Escritor de Libros Digitales y Físicos.  José Gómez Cerda

Escritor de Libros Digitales y Físicos

 

José Gómez Cerda

 

Mi nuevo  libro “ESCRITOR DE LIBROS DIGITALES Y FÍSICOS”, que saldrá a luz pública  muy pronto  es producto de una necesidad de recopilar los  57 libros que he escrito, que se requieren para juzgar una historia como escritor.

 

 

El método utilizado es situar las dedicatorias, los prólogos, las presentaciones, las publicaciones, incluyendo vídeos.

 

 

Mi trayectoria como escritor social abarca desde mi primer libro LIBERTAD SINDICAL en 1963, hasta 1983, como dirigente sindical, dentro de la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC); desde  1984 hasta 1992, como trabajador social, periodista  y profesor universitario.

 

 

Desde 1992 hasta 2004 estuve viviendo en Bélgica, fue un tiempo de poca productividad de libros, en un país de diferentes idiomas no encontré las formas de publicar, por problemas de idiomas. En esa época me desenvolví como Secretario General de una Federación sindical mundial con sede en Bruselas, Bélgica, dirigiendo una organización que trabajaba en 98 países y varios idiomas.

 

En  la etapa  de 2005 hasta 2016,   publiqué  8 varios libros físicos, y de ahí en adelante he publicado más de 25 libros digitales.

 

 

Con 32 libros físicos es una demostración de mi vocación a este tipo de libros, que era y sigue siendo una inclinación a la publicación.

 

 

A partir del año 2017 he producido muchos libros digitales, los cuales no son simples libros en PDF, sino que desde que inicio el proceso de escribirlos, inserto vídeos y multimedios digitales.

 

 

Mi interés por las redes sociales, me han permitido   elaborar revistas digitales como CLATJUPAM y PERIODISTAS Y ESCRITORES, las cuales tienen un divulgación de miles de ejemplares a nivel nacional e internacional.   Además realizando conferencias electrónicas, servicios de noticias digitales, y el interés de crear cosas modernas, que pueden ser de interés general, en especial para jóvenes de ambos sexos, me arrastran a divulgar mis ideas, pensamientos, principios, valores y la ética, en la versión digital.

 

 

Todos mis libros tienen contenidos educativos y culturales, y en su base está los principios, valores y ética de la doctrina social cristiana.

 

 

 

Los libros digitales pueden utilizar los medios audiovisuales, especialmente vídeos, que en poco tiempo pueden explicar cosas que son difíciles de decir sólo con palabras, además se economiza papel, que es lo más costoso económicamente en la publicación de libros físicos, lo cual permite abaratar los precios de ventas de los libros digitales.

 

 

Las notas de prensa de mis primeros libros están presentadas  en este nuevo libro, en forma escaneadas, que era la forma de conservarlas, el estilo de esa época carente de las versiones digitales que ahora tenemos. Es una forma de mantener vigentes los libros presentados.

 

 

Las dedicatorias, los prólogos, las presentaciones y los índices o contenidos de cada libro pueden orientar en el conocimiento del contenido en cada obra.

 

 

Para las nuevas generaciones es importante conocer lo que se escribió hace más de 50 años, y también conocer  lo que se está haciendo ahora, con nuevos mecanismos y tecnologías modernas.

 

 

Espero que esta recopilación de libros pueda ser de utilidad para estudiantes, profesores, trabajadores sociales, sindicalistas, políticos, religiosos, y todas aquellas personas interesadas en conocer una serie de libros, de los cuales confieso que he publicado con el interés de que sirvan para mejorar el nivel de educación y cultura de los lectores.

 

Este libro se podrá apreciar y comprar en la tienda virtual que aparecen en la página Web;

 

www.academiahumanista.org