Publicado el Deja un comentario

Humanismo Integral. José Gómez Cerda

Humanismo Integral.

José Gómez Cerda

¿Qué es lo principal en la sociedad?

Existe el dinero, comercio, negocios, partidos políticos, bellezas materiales, la persona humana, las nuevas tecnologías… Entre todos, la persona humana es lo principal.

¿Porqué? Hemos sido hechos a semanas de Dios.  Su hijo, Jesucristo, vino como una persona humana, igual que nosotros.

El humanismo integral es la forma de conocer y defender la dignidad de cada persona humana.

¡Vamos a estudiar a analizar la importancia del humanismo!

EL HUMANISMO INTEGRAL»; la presentación de diversos personajes, que, desde diversas actividades, acciones y estudios, han proclamado la supremacía de la PERSONA HUMANA, como centro del universo.

Existen diversas expresiones del Humanismo.

Algunos filósofos defienden el hombre, desde el punto de vista materialista, otros desde el capitalismo popular, sin embargo, aquí queremos exponer un tipo de humanismo diferente, el «HUMANISMO INTEGRAL» que ha tenido como máximo exponente a Jacques Maritain.

La base del HUMANISMO INTEGRAL   es la concepción cristiana de la vida; la supremacía de la PERSONA HUMANA y sus referencias a los valores espirituales y morales.  

 EL HUMANISMO INTEGRAL DE JACQUES MARITAIN:

«HUMANISMO INTEGRAL» es una de las obras de mayor impacto de Jacques Maritain, la cual sirvió para la acción de muchas personas y organizaciones políticas y sociales, y para el ordenamiento del pensamiento.

El  despertar de la conciencia cristiana y los problemas estrictamente temporales, sociales y políticos, implicados en la restauración de una NUEVA CRISTIANIDAD, traerá consigo el nacimiento de nuevas formas políticas específicas al nacimiento  de inspiración intrínsecamente Cristianas. 

Los fundamentos planteados por Jacques Maritain sobre el Humanismo Integral sirvieron de base para lanzar movimientos de tipo social y político en diversos países, especialmente en América Latina.

«HUMANISMO INTEGRAL» se convirtió en un modelo, una escuela de formación, compromiso y vida, por su valiosa contribución en las responsabilidades que deben asumir los laicos en las diversas actividades, con un contenido definido: El Cristianismo Social.

Humanismo Integral es un proyecto político, denominado «IDEAL HISTÓRICO CONCRETO DE UNA NUEVA CRISTIANIDAD», es una concepción cristiana a tres niveles:

Comunitaria. Personalista. Pluralista.

COMUNITARIA: Porque tiene el Bien Común como exigencia suprema de la naturaleza humana.  Es diferente a la simple suma de los bienes particulares y superior a los bienes individuales.

PERSONALISTA: Busca la perfección y la libertad, que el hombre pueda desarrollar los grados de vida en lo material, intelectual y moral.

PLURALISTA: Está basado en el espíritu de la diversidad y la libertad.

Libertad a las distintas comunidades y los diversos cuerpos sociales, partiendo de la familia como base fundamental de la sociedad. La idea del Humanismo Integral logró tener simpatizantes en diversos países.   Movimientos como «ECONOMIA Y HUMANISMO», que fundó el Padre Joseph LEBRET, en Francia, tuvieron como base el pensamiento de Jacques Maritain.

 

En su obra «HUMANISMO INTEGRAL», el autor trata sobre: Heroísmo y Humanismo. La Tragedia del Nuevo Cristianismo, El Cristianismo en el Mundo, El Ideal Histórico de un Nuevo Cristianismo, De un Porvenir más Cercano y La Estructura de la Acción.

Para Jacques Maritain la acción de los laicos es decisiva para el cristianismo.  Según él, los planos del Magisterio de la Iglesia en la vida de los hombres se expresan así:

LA VIDA DEL ESPÍRITU, que comprende la existencia humana a la luz de la eternidad, los principios y valores universales, la primacía de lo espiritual sobre lo material, y la fe.

EL ORDEN SOCIAL, que se da a partir del Evangelio.      La  doctrina se refiere a la cuestión social, expresada en las encíclicas sociales, y otros   documentos sobre temas sociales.

INTERPRETACIÓN LAICA DE LOS HECHOS SOCIALES, que comprende el pensamiento y la acción cuando estos se confrontan con la realidad del ambiente.

Son cuestiones sujetas al juicio de la razón, análisis e interpretación de la realidad, teniendo como referencia para la confrontación a los principios y valores cristianos.

El saber político constituye una rama del saber moral, no la que concierne al individuo, ni la que concierne a la sociedad doméstica, sino precisamente la que concierne de manera específica al bien de los hombres reunidos en sociedad, el bien del todo social. Ese bien es un bien esencialmente humano y por tanto se mide ante todo en relación a los fines del ser humano.   Es incompatible con cualquier medio intrínsecamente malo.

El Humanismo Integral, como proyecto político tiene vigencia en la actualidad, es un modelo de conducta y de acción, que ha funcionado en muchos sectores y realidades.  Puede dar interpretación correcta sobre la actividad social y política, con soluciones viables.

 

La Academia Humanista, y la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED) realizarán un curso online internacional sobre HUMANISMO INTEGRAL, que se iniciará el lunes 6 de febrero 2023, tendrá una duración de tres semanas, las lecciones se envían los lunes, miércoles y viernes, todo se hace vía WhatsApp, utilizando las modernas tecnologías digitales.

El contenido del curso sobre HUMANISMO INTEGRAL, será sobre;

EL HUMANISMO INTEGRAL

Tomas Moro, político y gobernante

Jacques Maritain, el humanismo integral

José Cardijn, la Juventud Trabajadora

Emmanuel Mounier, el personalismo

Giorgio La Pira, modelo de alcalde humanista

El padre Alberto Hurtado, la filosofía social

Mahatma Gandhi, la desobediencia civil.

Además otros personajes humanistas

 

Esta es una forma de estudiar y conocer el Humanismo Integral.

VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=qEy_Ffjv5FU&t=29s

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/humanismo-integral-jose-gomez-cerda-curso-online

Santiago, enero 2023

WhatsApp. 809.8768913

 

Publicado el Deja un comentario

Conversaciones con Doña Graciela Cerda; Mi madre. Jose Gomez Cerda

Conversaciones con Doña Graciela Cerda; Mi madre

Familia Gómez Cerda; José, Franklin y Donald,

Doña Graciela, Clara y Nancy

 

Graciela Cerda nació del 1ro. de junio de 1909, en Santiago, hija de Baudilio Cerda y Bartolina, Pimentel. Murió el 3 de enero del año 2014, a los 105 años de edad.

 

Ella quedó huérfana de madre, muy joven.  Junto a sus hermanas Herminia y Cecilia, estudiaron en el Asilo Santa Ana. Sus hermanos mayores; Rafael y Emilio se fueron a vivir a los Estados Unidos, en el año 1916, cuando se viajaba en vapores, y nunca más regresaron a la República Dominicana,  Otro hermano, Oscar, era el menor.  También tuvo tres hermanos de padre; Luis, Ramón y Juan Bautista Valerio.

 

Cuando ella salió del Asilo Santa Ana vivió en la residencia de las familias Sosa y Cabral, que Vivian en la calle Restauración, en Santiago.

 

Teniendo 21 años se comprometió a vivir con José Nicolas Gómez Portes, cuando él tenía 55 años. Procrearon la familia; Gómez Cerda.

 

De las relaciones entre papá, José Nicolas Gómez, y mamá, Graciela Cerda, tuvieron 8 hijos, de los cuales tres murieron con pocos meses de nacidos, Rafael Emilio, Emilio Rafael y Rosa Albania. Nos criamos cinco; Nancy, José, Donald, Clara y Franklin. Estos últimos dos fallecieron en los Estados Unidos.

Prácticamente he pasado toda mi vida conversando con mama; Aun después de muerta la siento y converso con ella.

Doña Graciela Cerda, mi madre, me enseño a leer y escribir. Me conto los mejores cuentos y fabulas, y versos. ¡Me ayudó a formarme intelectualmente!

En el año 1943, la familia Gómez Cerda, se mudó al barrio Baracoa, en Santiago, calle Arté número 28. Ahí vivían José Nicolás Gómez Portes, y Graciela Cerda, mis padres; Nancy, José Joaquín y Donaldo Gómez Cerda, luego nacieron ahí; Clara Luz y Franklin Gómez Cerda.

Graciela Cerda, nuestra madre, nos inculcó con su ejemplo, la religión catolica. Todos los días rezaba por lo menos dos horas, rogaba por toda la familia y sus amistades.  Cuando ya no podía caminar, de la Iglesia San José le enviaban a nuestra residencia todos los domingos, la comunión: Ella murió de 105 años, en su casa, en Santiago.

 

 Graciela Cerda, fue una mujer ejemplar, porque a pesar de las limitaciones económicas, supo criar a cinco hijos, y darnos una educación basada en principios, valores y comportamiento, que nos sirvieron para ser personas de vida útil para la sociedad.

 

Conversando con mama, cuando era pequeño, me dijo;

“José, es bueno que, como hombre, comprendas lo que son las madres;

Las mujeres tenemos novios, y exnovios; tenemos maridos, y exmaridos, pero nunca tenemos exhijos.  Para las mujeres, lo principal en nuestras vidas son los hijos”.

Ella se dedicó a la formación espiritual y material de sus hijos, incluyendo a nietos, biznietos y otras personas para los cuales fue también una madre, incluyendo a mi hijo, su nieto, José Martí, a quien educó desde muy temprana edad. A partir de yo haber enviudado de Flavia Salazar, mexicana.

También fue una buena abuela, para mis otros tres hijos; Máximo, Nicolas y David, Gómez Piens, hijos de mi segunda esposa Christine Piens, belga.

Su larga existencia; 105 años, fueron fructíferas para todos los que estuvimos a su lado; familiares, amigos, vecinos, y todos los que estuvimos a su alrededor.

Madre; tus hijos tenemos la satisfacción de haber tenido una madre que nos dió el pan de la enseñanza, le educación y principios espirituales, que nos han servido para todas nuestras vidas.

En las once veces que tuve preso por la policía, durante los 12 años del gobierno de Joaquín Balaguer, ella siempre me apoyó, y rezaba por mí, pues sabía que era preso por defender a los trabajadores.

En los últimos años de su vida residía en Santiago, en la calle Arte No. 28, en el barrio de Baracoa, yo viajaba, desde Santo Domingo, donde trabajaba, casi todos los fines de semana, para pasar un tiempo conversando con ella, oyéndola contar sus historias, sus vivencias, siempre incluyendo a la familia. ¡Escucharla!

Hace algunos meses falleció en Nueva York, Cecilia Cerda, la ultima de las hermanas de Doña Graciela Cerda; Mama, Tia Cecilia tenía 107 años.

 

En nombre de sus hijos, familiares, amigos y vecinos, recordamos, a doña Graciela Cerda, agradeciéndole todo lo que hizo por nosotros, que vivirán por siempre en nuestros corazones.

¡Gracias Doña Graciela; Mamá!

VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=Txt3s0lsBY0&t=21s

 

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/conversaciones-con-dona-graciela-cerda-mi-madre-jose-gomez-cerda

 

Santiago de los Caballeros, Republica Dominicana.

Enero 2023.

WhatsApp. 1. 809.8768913

Publicado el Deja un comentario

CONVERSACIONES CON EL PAPA JUAN PABLO II. José Gómez Cerda

 

El Papa Juan Pablo II, con José Gómez Cerda, en el Vaticano.

Karol Józef Wojtyła, sacerdote polaco, se llamó Juan Pablo II, durante su mandato como Papa de la Iglesia Católica, soberano de la Ciudad del Vaticano desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte en 2005. Fue canonizado en 2014, durante el pontificado del Papa Francisco, lo que lo convierte en santo de la Iglesia católica. ¡Fue el primer papa que no era italiano!

 

El 13 de mayo de 1981, en la Plaza de San Pedro, sufrió un grave atentado. tras una larga convalecencia, perdonó a su agresor y, consciente de haber recibido una nueva vida, intensificó sus compromisos pastorales con heroica generosidad. Falleció el sábado 2 de abril del 2005.

He tenido el privilegio de haber estado cerca del Papa Juan Pablo II, en diversas ocasiones, también conversar con él, personalmente durante dos ocasiones, en el Vaticano.

 

El Papa Juan Pablo II realizó tres viajes a la República Dominicana: en 1979, durante el gobierno de Antonio Guzmán; en 1984, en la administración de Salvador Jorge Blanco, y en 1992, en la gestión de Joaquín Balaguer.

 

En esas tres ocasiones lo vi de lejos, como un dominicano más, dentro de la multitud que lo aplaudía y admiraba.

Estando en una misión sindical, el 27 de enero de 1985 participé en una marcha y manifestación que se realizó en Caracas, Venezuela: Era la primera vez que un papa visitaba ese país. Lo vi desde muy lejos, en la gran multitud que desfilamos por las calles de esa ciudad.

 

A fines de noviembre de 1998, cuando residía en Europa, específicamente en Bélgica, fui invitado por la Associazioni
Cristiane Lavoratori Italiani (ACLI), de Italia, en mi calidad de Secretario General de la Federación Mundial de Trabajadores de la Agricultura y la Alimentación (FEMTAA),a participar en su Congreso realizado en Roma, Italia. Donde compartí con Emilio Gabaglio, a quién había conocido por medio del sindicalismo cristiano, Franco Passuello, y otros dirigentes sociales cristianos. En ese Congreso resultó electo presidente de la ACLI, Luigi Bobba, el 29 de noviembre de 1998.

En ese Congreso de la ACLI tuve la ocasión de saludar y conversar con el gran filósofo cristiano italiano Rocco Buttiglione.

Luigui Bobba, fue quién  me llevó a una actividad en el Vaticano, donde fue  presentada la gran cantante, Laura Pausini. El aprovechó la ocasión para hablar con el papa Juan Pablo II, y consiguió una entrevista para mí, en mi calidad de Secretario General de la FEMTAA. Me pidió mis datos personales, él se encargó de todo el proceso para esa entrevista con el Santo Padre.

El día de la reunión, 2 de diciembre de 1998, a las 11.00 en el despacho del Papa, estuve la noche anterior muy nervioso, pues para mí, era la entrevista más importante de mi vida.

Cuando iniciamos la conversación me extrañó, que él me dijera, en español; “Me ha sorprendido que en sus datos aparece que es sindicalista y ha sido profesor del Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, de Santo Domingo; además, que un latino sea el principal dirigente de una organización mundial de sindicalismo, cargo que históricamente ha sido desempeñado un europeo”.

 

Le di respuestas a sus cuestiones, y él prosiguió diciéndome;

“Es bueno que usted sepa, como sindicalista, que, durante el proceso de la disolución de la Unión Soviética, la caída del mundo comunista, yo participé muy activamente, junto a Lech Walesa y a Jan Kulakoswki, quién era el Secretario General de la Confederación Mundial de Sindicatos Cristianos. ! los tres somos polacos!”

Yo había conocido a Jean Kulakowki personalmente, en actividades del sindicalismo cristiano. Él había sido secretario general de la Organización Europea de la Federación Internacional de Sindicatos Cristianos, y Secretario General de la Confederación Mundial del Trabajo (CMT).

 

El Papa me dijo que sabía que yo había escrito algunos artículos sobre sus encíclicas;  Laborem Exercens y Centesimus annus. Los grandes ejecutivos antes de hablar con alguien, piden que les den información sobre la persona que él va a conversar. Por eso él tenía algunas informaciones mías.

 

Esa primera conversación con el Papa Juan Pablo II me entusiasmó mucho, para continuar trabajando en favor de los trabajadores del campo y la ciudad. El sábado 3 de abril de 1999, el papa Juan Pablo II, me había invitado a una segunda reunión, por intermedio de Luigui Bobba, presidente de la ACLI, para conversar sobre la situación de los campesinos en África y América Latina.  La ACLI pagó el viaje que hice desde Bélgica, donde residía, a Roma, Italia.

 

El Papa Juan Pablo II y yo conversamos aproximadamente 10 minutos, le entregué un resumen extenso, pero le hice, en esta conversación, un resumen ejecutivo, y él quedó muy complacido. Por orden del Vaticano, me instalé en la residencia “Domus María Vaticano” situada en Vía Filippo Bernardini, 25, Roma.

 

En mis visitas a Roma, aproveché para reunirme varias veces con el amigo Roberto Papini, Secretario General del Instituto Internacional Jacques Maritain, en su local situado en el Via Napoleone III, 10, Roma,  en mi calidad de presidente del Instituto Jacques Maritain, de la República Dominicana, y con Guzmán Carraquiri, uruguayo,  Soto-secretario del  Pontificio Consejo para los laicos, quien me relacionó con importantes dirigentes sindicales católicos italianos, entre ellos Albino Gorini, Francesco Orsomano, y Vincenzo Conso, todos dirigentes del sector de la agricultura.

 

También, en mi calidad de presidente de la Asociación de Dominicanos en Bélgica, me reuní con varios directivos de la asociación de dominicanos en Italia, con diversos estudiantes dominicanos, y varios sacerdotes, entre ellos Víctor Massalle, y funcionarios de la embajada dominicana, especialmente las amigas Margarita Cedeño y Gina, la hija de Yuyo D Alessandro.

 

La última vez que estuve en Roma, a principios de abril del 2005, coincidió con el funeral del Papa. Juan Pablo II, fue el acto más multitudinario de un Papa, se llevó a cabo el 8 de abril de 2005, y a él acudieron personalidades de todos los países, todas las culturas y todas las religiones.

 

Desde un local social vimos ese espectáculo, Ese día Roma colapsó en sus movimientos. Estuve acompañado de mis amigos sindicalistas italianos; Albino Gorini, Francesco Orsomando, Pío Frasghini, y Vincenzo Conso.

 

Haber conversado dos veces con un Papa, hoy santo de la iglesia católica, es un orgullo y prestigio para toda mi vida. Un humilde dominicano, puede sentirse satisfecho de sus relaciones con personalidades mundiales, como fue el Papa Juan Pablo II,

 

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.  

 

WHATSAPP. 1. 809.8768913

 

VIDEO

https://youtu.be/eAEj95k_CrQ

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/conversaciones-con-el-papa-juan-pablo-ii-jose-gomez-cerda

Publicado el Deja un comentario

PROGRAMACION DE CURSOS ONLINE INTERNACIONAL PARA EL AÑO 2023.

PROGRAMACION DE CURSOS ONLINE INTERNACIONAL PARA EL AÑO 2023.

 

Invitación a cursos online internacional para realizar en el año 2023-

 

VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=oVF_5bB2mXg

 

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/programacion-de-cursos-online-internacional-2023

Publicado el Deja un comentario

Conversaciones con Monseñor Francisco José Arnaiz. José Gómez Cerda

Conversaciones con Monseñor Francisco José Arnaiz.

 

José Gómez Cerda

 

Monseñor Francisco José Arnaíz, sacerdote jesuita (S.J.) nació el 9 de marzo de 1925 en Bilbao, España y murió el 14 de febrero de 2014 en Santiago de los Caballeros, República Dominicana.  Fue uno de los sacerdotes más preclaros de la República Dominicana, país al que arribó en 1961 y que, ha sido un ejemplo de sacerdote, maestro, pastor, intelectual, escritor, orientador y amigo.

 

Desde muy joven, Arnaíz ocupó importantes cargos, entre los que se destacan: 1949-52 Formador y Profesor en el Seminario de San Ildefonso (Aibonito, Puerto Rico); 1959-61 Rector del Noviciado-Juniorado “San Estanislao de Kostka” (La Habana y Director de la Casa de Ejercicios San Ignacio de Loyola (La Habana).

 

Un grupo de sacerdotes que fueron expulsados de Cuba, después del triunfo de la revolución de Fidel Castro, se radicaron en la República Dominicana, a principios de la década del 60, y encontraron en la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC), y la Federación Dominicana de Ligas Agrarias (FEDELAC), dos organizaciones con bases en todo el país, y ellos se entregaron dar sus conocimientos ideológicos para la formación de trabajadores, sin tener ellos un protagonismo, sino dejando eso a los líderes sindicales cristianos.

 

Con la desaparición física de Monseñor Francisco José Arnaíz, S.J. termina una generación de sacerdotes jesuitas que sin abandonar su vida religiosa se dedicaron a dar educación y orientación a los trabajadores del campo y la ciudad en la República Dominicana, entre ellos estaban: Manuel González Quevedo, Carlos Benavides, José Llorente, Fernando Arango, Francisco Guzmán, entre otros, a quienes luego se unió el Padre José Luis  Alemán.

 

Tuve la oportunidad de conversar con el padre Arnaiz, en diversas ocasiones, desde que llegó al país, hasta su muerte.

 

 

En diciembre de 1961, el Padre Francisco José Arnaíz llegó al país por primera vez, él redactó 41 esquemas de predicación dominical basados en la nueva encíclica “Madre y Maestra”, que serviría de orientación a los sacerdotes para sus prédicas en las misas de los domingos.

 

Luego fue nombrado director del grupo de la Casa Social de los jesuitas, junto a los padres Carlos Benavides, José Llorente y Francisco Bartolomé.   

 

Desde el 1962-64 Fundador y director del Centro de Información y Acción Social (CIAS) de Santo Domingo, Asesor de la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC) y de la Federación de Ligas Agrarias Cristianas (FEDELAC); 1964-75 Rector del Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, Santo Domingo, República Dominicana.

El padre Arnaíz, junto con José Llorente y Carlos Benavides se puso al servicio de la educación sindical, en cursos programados por la CASC, en el Instituto Nacional de Formación Agraria y Sindical (INFAS), muchos cursos se realizaban en la Casa Manresa, en el Km 12, de Haina. Arnaíz era para los temas de la Doctrina Social Cristiana, Benavides para principios filosóficos y Llorente para economía y cooperativismo.

 

El grupo de sacerdotes extranjeros y dominicanos que se dedicaron a lo social, y en especial al sindicalismo, encontraron en la CASC un grupo de jóvenes «veinteañeros» que tenían formación espiritual y material. Henry Molina, José Gómez Cerda y Porfirio Zarzuela se habían formado en la Juventud Obrera Católica (JOC), y la Acción Católica, Gabriel del Río acababa de salir del Seminario Santo Tomás de Aquino; Henry Molina y José Gómez Cerda venían del exilio contra Trujillo y se habían capacitado en sindicalismo, en el exterior con líderes como Rafael Caldera, Luís Herrera Campins, Arístides Calvani, Emilio Máspero, Eduardo García y José de Jesús Plana, entre otros.

 

El trabajo conjunto entre los líderes sindicales cristianos dominicanos y los sacerdotes sociales fue fructífero, productivo y coherente.

 

A fines de febrero de 1962 el Padre Arnaíz sustituye al Padre Manuel González Quevedo como director de la Congregación Mariana Javier.

 

Qué eficaz es cuando se unen la fuerza de la inteligencia con las fuerzas obreras de la producción, para formar militantes sindicales honestos y capacitados.

 

 

El padre Francisco José Arnaíz, además de sus responsabilidades en el Seminario Santo Tomás de Aquino, y otras tareas en diversas parroquias, dedicaba tiempo para participar en cursos, seminarios, charlas y conferencias sobre los principios y valores del cristianismo social.

 

 

 

La participación directa y pública de esos sacerdotes, encabezados por el Padre Arnaíz, identificados con los trabajadores, inspiró a que profesionales también asesorarán a los sindicatos cristianos como los casos de César Estrella Sadhalá, Freddy Madera, Ezequiel García Tatis, Ignacio Miranda, Bienvenido Brito, Giuseppe Rimoli, Flavio Darío Espinal, en Santiago, el Ing. Krawinkel, y otros talentosos profesionales, quienes sirvieron sus servicios gratis para los trabajadores.

 

Monseñor Arnaíz explicaba las encíclicas sociales, la doctrina social de la Iglesia, también sobre temas cotidianos como el derecho a la asociación de los trabajadores, al contrato colectivo y a la huelga.  Les decía a los dirigentes sindicales que les consultaban, que el sindicalismo es algo maravilloso para hacer el bien a los que necesitan, pero no debían olvidar la parte espiritual, y que el conjunto de la acción y la espiritualidad formaba dirigentes capaces y honrados.

 

Los jesuitas tenían un local en la Avenida Independencia que era el centro de estudios, donde Arnaíz llevaba a dirigentes sociales para darle explicaciones sobre temas doctrinales y mostrarles libros de una extensa biblioteca que ellos tenían.

 

Conversé con él, en el Restaurante Vesubio, en Santo Domingo, que estaba en compañía de Monseñor Agripino Núñez, yo estaba con dos amigos sindicalistas italianos; Albino Gorini y Orsomando, y toda la conversación entre ellos fue en italiano, idioma que él dominaba, junto con el francés,  y por supuesto el latín.  Con Arnaíz podíamos conversar sobre sindicalismo, la doctrina social cristiana, pero también sobre intelectuales como Jacques Maritain y Emmanuel Mounier, y de Giorgio La Pira.

 

 Una vez conversé con el Padre Arnaíz, y le cuestioné, porque ese equipo de jesuitas se comprometía con la CASC y la FEDELAC, me respondió, que ellos tenían experiencias de España y Cuba, pero siempre había tratado a trabajadores en forma individual, porque el sindicalismo cristiano nunca floreció en esos países, sin embargo, en la República Dominicana encontraron una organización fuerte, representativa, con miles de afiliados, era una tierra fértil para propagar la doctrina social cristiana.

 

El padre Arnaiz, fue desde 1975, al 2002, secretario general de la Conferencia del Episcopado Dominicano, delegado de la Conferencia del Episcopado Dominicano, asistió a todos los diálogos sociales y Presidente de la Comisión Doctrinal. 

 

En 1988 fue designado Obispo Auxiliar de Santo Domingo, Vicario Episcopal para la Universidad Católica Santo Domingo; siendo consagrado en Roma por el papa Juan Pablo II, junto con el arzobispo de Santiago, Monseñor Benito de la Rosa y Carpio el 6 de enero, y presentados en la Catedral de Santo Domingo el 21 de enero de Mons. José Francisco Arnaíz, SJ. 1989.

 

Desde 1990 al 1995 presidente del Departamento de Vida Consagrada del CELAM, presidente de la ADAA (Asociación Dominicana de Autoevaluación y Acreditación) de las Universidades Privadas y Encargado de la Cátedra Beras de la PUCMM. Monseñor Francisco José Arnaíz fue un promotor, actor y orientador en la educación de cientos de sindicalistas dominicanos, sembró en el desarrollo espiritual y educativo en el sindicalismo cristiano.

 

Conversé mucho con el Padre Arnaiz, cuando el ganó el premio Caonabo de Oro, que organiza la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE), presidida en esa época por el Dr. Salvador Pittaluga Nivar, en la cual yo era miembro de la directiva.

 

El padre Arnaiz, escribió 20 libros, entre los que se destacan: Dinámica egocéntrica, 1967; María Sponsa Spiritus Sancti, 1967; Los Ejercicios Espirituales para el hombre de hoy, 1973; Datos y Análisis para la Historia, 1981; Albores de la fe, 1989; San Ignacio de Loyola por dentro, 1991; Más luces que sombras, 1989; Bitácoras, yelmos y cruces, 1992; Catecismo y catecismos, 1993; el Cardenal Beras Rojas, 1994; Jesús de Nazareth, 1996; Lecturas Pascuales, 1997; San Ignacio de Loyola, maestro de la vida en el Espíritu, 2001; El Celibato, 2003; Fisonomía de Cristo, 2005, y La madurez de los pueblos exige tiempo, 2006. 

 

Como columnista del Listín Diario, empezó a colaborar en diciembre de 1966, primero en el Suplemento Sabatino y después en la página de opinión de la edición sabatina, La columna lleva el título de “Pensamiento y vida” por tocar temas teológicos, filosóficos, culturales, o hacer comentarios sobre la vida nacional.  Publicó más de 1,650 artículos. 

 

Fue consagrado en Roma por el papa Juan Pablo II, junto con el arzobispo de Santiago, Monseñor Benito de la Rosa y Carpio el 6 de enero, y presentados en la Catedral de Santo Domingo el 21 de enero de Monseñor José Francisco Arnaíz, en el año 1989.

 

El 27 de septiembre de 2003, siendo ya obispo emérito, fue designado titular de la cátedra “Cardenal Beras” sobre Iglesia y Mundo Moderno, en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, e investido como Doctor Honoris Causa.

 

Según me dijo el Padre Domingo Legua, Francisco José Arnaíz en su juventud estudió psiquiatría, en los Estados Unidos.

 

En un acto que realizó la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC), en la Catedral de Santo Domingo, Monseñor Arnaiz, dijo; En la actualidad «los sindicatos de trabajadores han olvidado que uno de sus objetivos es luchar por las reivindicaciones sociales de los obreros ».

 

¿Podrán surgir nuevos sacerdotes sociales que se interesen en cooperar con el sindicalismo dominicano, y aparecerán sindicalistas que quieran coordinar sus actividades con representantes de la Iglesia?  

 

Conversar, durante varias veces con Monseñor Francisco José Arnaiz, ha sido para mí una gran experiencia, por lo mucho que aprendí de él.

 

Santiago de los Caballeros, diciembre 2022

WhatsApp  809.8768913

 

video

https://youtu.be/EdO7zWERZdY

 

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/conversaciones-con-monsenor-francisco-jose-arnaiz-jose-gomez-cerda

Publicado el Deja un comentario

Pedro Henríquez Ureña y Ernesto Sábato. José Gómez Cerda

Pedro Henríquez Ureña y Ernesto Sábato.

 

José Gómez Cerda

 

Estando en Buenos Aires, Argentina, en 1973 me sorprendí gratamente cuando me encontré en una librería con un libro titulado “Pedro Henríquez Ureña: ensayo y antología” (Significado de Pedro Henríquez Ureña) publicado por el Ministerio de Cultura y Educación, de Argentina, estudio preparado por Ernesto Sábato y varios colaboradores.

 

Pedro Henríquez Ureña es bien conocido en Argentina, México y Cuba, quizás mucho más que en nuestro país, donde nació. Vivió los mejores y más aprovechados años de su vida en esos países, aportando en todos ellos experiencias y conocimientos para todo el continente latinoamericano.

 

En el libro “PEDRO HENRÍQUEZ UREÑA”, de Ernesto Sábato, aparecen colaboraciones de Max Henríquez, de la hija de Pedro, Sonia Henríquez; de los dominicanos Pedro Troncoso Sánchez, Andrés Avelino, y de latinoamericanos ilustres como Jorge Luís Borges, Ezequiel Martínez Estrada, Alfonso Reyes, Mariano Picón Salas, Rafael Alberto Arrieta, Luís Alberto Sánchez, y otros más.

 

Ernesto Sábato estudió en el “Liceo secundario del Colegio Nacional” donde tuvo como profesor de lenguaje a Pedro Henríquez Ureña, quien tendría una gran importancia en la vida del escritor argentino, a quien luego citaría como inspiración para su carrera literaria.

 

Cuando Sábato conoció al profesor Pedro Henríquez Ureña, le preguntó: «¿Por qué, don Pedro, pierde tiempo en estas cosas?», a lo que el maestro replicó: «porque entre ellos (sus pupilos) puede haber un futuro escritor».

 

Ernesto Sábato, destacado escritor, es parte de ese grupo, que en la década de los sesenta dieron a conocer un nuevo rumbo de la literatura en nuestro continente, por narradores latinoamericanos, entre los que se pueden destacar a Carlos Fuentes (mexicano), Mario Vargas Llosa (peruano), José Donoso (chileno) y Julio Cortázar (argentino).

 

Este grupo, complementado por otros escritores, aportaron una serie de trabajos en el estilo llamado “realismo mágico”, formaron el llamado “boom”, con otros anteriores a ellos, como son; Alejo Carpentier (cubano), Juan Carlos Onetti (uruguayo), Juan Rulfo (mexicano), y Ernesto Sábato (argentino).

 

Ernesto Sábato, fue discípulo de Pedro Henríquez Ureña, este ilustre dominicano que vivió los más productivos años de su vida fuera del país, para convertirse en un excelso humanista para todo el continente latinoamericano.

Admiraba entre otros a Pedro Henríquez Ureña “aquel hombre encorvado y pensativo, con su cara siempre melancólica perteneciente a una raza de intelectuales en extinción, un romántico y también un testigo insobornable”.

 

En 1941 aparece, lo que según Sábato sería su primer «trabajo literario», un artículo sobre «La invención de Morel» de Adolfo Bioy Casares, en la revista Teseo de La Plata. Publica su primera colaboración en la revista Sur, por la intervención de Pedro Henríquez Ureña, su antiguo profesor, quién luego de leer el trabajo sobre Bioy, le ofrece llevarle algún escrito a Sur.

 

Ernesto Sábato, Juan Carlos Onetti y Juan Rulfo fueron parte del “boom” pero vivieron autos aislados de la propaganda dirigida, mientras los otros se alababan unos a otros, en una constante campaña publicitaria sobre sus actividades literarias, políticas y personales.

 

Estando Ernesto Sábato en Córdova, participó en una reunión de espiritistas y “medium”, donde decían que se podía comunicar con personajes fallecidos, que escogiera cualquiera persona, y él eligió a Pedro Henríquez Ureña…

 

El autor de “El Túnel”, “Uno y el Universo”, Sobre Héroes y Tumbas”, “El escritor y sus Fantasmas”, se refiere a Pedro Henríquez Ureña con admiración, reverencia y lleno de agradecimientos, más aún, dolido por no haberse aprovechado al máximo de sus enseñanzas. Dijo Ernesto Sábato: “Cuanto tiempo habría ganado si, accediendo a mi inclinación literaria, hubiese seguido a su lado, en alguna de aquellas disciplinas de humanidades que tanto me atraían”

 

En su libro” ITINERARIO”, Ernesto Sábato dedica una parte al significado de Pedro Henríquez Ureña en su formación, dice;

“Como siempre, sus teorías se manifestaban en su actividad, y en este caso en su forma de escribir y de enseñar. Los que tuvimos la suerte de recibir sus enseñanzas somos testimonios de aquella manera suya de enseñar mediante los buenos ejemplos literarios, no a través de rígidas normas gramaticales.”

Pedro Henríquez Ureña fue maestro de varias generaciones, en distintos países.

 

 

 

 

Carmelina y Luís Alberto Castellanos dicen:

“Quienes tuvimos la ventaja de ser sus alumnos en la enseñanza superior lo sentimos siempre maestro, a pesar de la sencillez de su trato. Maestro con un señorío que no dan la pose académica, ni la pedantería, sino algo que nace muy dentro, que es intransferible e inimitable”

 

Ernesto Sábato dijo sobre Pedro Henríquez Ureña:

“Fue un espíritu de síntesis, que ansiaba armonizar el mundo de la razón con el de la inspiración irracional, el universo de la ciencia con el de la creación artística.  Su síntesis de individuo y universo, de razón y emoción, de originalidad y tradición, de concreto y abstracto, de hombre y humanidad, es evidente en toda su obra. No era un ecléctico; era un romántico que quería el orden, un poeta que admiraba la ciencia”

 

En un programa televisado en España, en 1977, Ernesto Sábato reconoció públicamente, méritos de Pedro Henríquez Ureña, y dijo:

Pedro Henríquez Ureña fue un gran humanista, a pesar de haber nacido en un pequeño país como Santo Domingo, fue un gran maestro, un modelo de maestro y de latinoamericano.

“Él nos enseñó a buscar la palabra justa, a rehuir el purismo académico, y la novedad estúpida, a hablar correctamente el castellano, nos enseñó el misterio y los matices del castellano, donde cada hombre debe hablar con su acento regional, pero siempre el mismo castellano. Pedro Henríquez Ureña nos enseñó lo que es la unidad en la diversidad, lo que es el hombre concreto, porque, aunque somos diferentes, en el fondo somos una unidad.”

 

La relación de Pedro Henríquez Ureña y Ernesto Sábato fue de un profesor y un alumno, pero llegó más lejos, Sábato siempre permaneció agradecido de su mentor y lamentando no haber aprovechado los conocimientos que su profesor pudo proporcionarle.

En 1999, al hablar Ernesto Sábato sobre su época universitaria, dijo: “Se me cierra la garganta al recordar la mañana en que vi entrar a ese hombre silencioso, aristócrata en cada uno de sus gestos que con palabra mesurada imponía una secreta autoridad: Pedro Henríquez Ureña.

Aquel ser superior era tratado con mezquindad y reticencia por sus colegas, con el típico resentimiento de los mediocres, al punto que jamás llegó a ser, en Argentina, titular de ninguna de las facultades de letras”. A Henríquez Ureña le debo mi primer acercamiento a los grandes autores y recuerdo su sabia admonición: “donde termina la gramática empieza el gran arte”, no era partidario de la concepción purista del lenguaje.

 

Fue para mi fue muy grato encontrar en Argentina, ese libro “Pedro Henríquez Ureña: ensayo y antología”

 

El lunes, 16 de enero 2023 iniciaremos un curso online internacional sobre Pedro Henríquez Ureña-

VIDEO

https://youtu.be/ccFmHk4m05I

 

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/pedro-henriquez-urena-y-ernesto-sabto-jose-gomez-cerda

Diciembre 2022. Santiago de los caballeros

WhatsApp. 8098768913

Publicado el Deja un comentario

Conversaciones con Fernando Álvarez Bogaert.  José Gómez Cerda;

Conversaciones con Fernando Álvarez Bogaert. 

Político y economista.

José Gómez Cerda;

 

Fernando Álvarez Bogaert, nació en la provincia de Valverde, Mao, el 11 de enero de 1941: es un economista y político dominicano. Ha desempeñado varias funciones públicas en el país; Precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Reformista, y candidato a la Vicepresidencia, bajo la boleta del Acuerdo de Santo Domingo, junto a José Francisco Peña Gómez, a quien le unía lazos familiares.

 

Obtuvo una licenciatura en economía agrícola en la Universidad de Purdue, Indiana, Estados Unidos, en donde se graduó con altos honores, que le posibilitaron la obtención de una beca para realizar estudios de Posgrado en la Universidad de Columbia. A los 23 años fue designado secretario de Estado de Agricultura, del 1966 a 1970.

 

Mis primeras conversaciones con Fernando Álvarez Bogaert fueron, en 1968, cuando él se desempeñó como secretario de Estado de Agricultura; yo era asesor de la Federación Dominicana de Ligas Agrarias Cristianas (FEDELAC), y secretario General Adjunto a la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC), tratamos sobre problemas de desalojos de campesinos y de ocupaciones de tierras.

 

En marzo de 1972, por primera vez en el sector de la Industria Azucarera se firmó un Contrato Colectivo de Condiciones de Trabajo. Ese primer contrato se hizo entre el Sindicato de Trabajadores del Central Boca Chica, el cual represente en calidad de secretario general de la CASC, y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA), con una serie de ventajas para los trabajadores, como inamovilidad sindical, los trabajadores conservan sus derechos al terminar la zafra, un prestamos de 10 mil pesos para formar una Cooperativa, un local sindical y otras conquistas.

 

 

 

 

El director ejecutivo del Consejo Estatal del Azúcar (CEA), era el Lic. Fernando Álvarez Bogaert, quien respetó los derechos de los trabajadores, y permitió y participó en estas negociaciones, y firmó ese contrato colectivo de condiciones de trabajo, el primero y mejor en los doce ingenios que existían en el país.

 

 

En el proceso de presentación, discusión y aprobación de ese contrato colectivo de condiciones de trabajo, conversamos en muchas ocasiones, y tuvimos buenas relaciones obrero-patronales.

 

 

Ese contrato colectivo de condiciones de trabajo, entre el sindicato del ingenio Boca Chica, y el CEA, abrió las puertas para que diversos sindicatos del sector de la industria azucarera se afiliaron a la CASC y a la Federación Nacional de Trabajadores de la Caña (FENTRACA).

 

En 1978, el Licenciado Fernando Álvarez Bogaert, me ofreció el cargo de primer candidato a diputado por la provincia de Santiago, por el Partido Reformista, que ganaba seguro, sin necesidad de hacer promociones. En ese entonces él tenía todo el apoyo del Dr. Balaguer. Yo era el secretario general de la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC).

 

Conversamos dos veces, sobre esa candidatura, inclusive él estuvo en mi boda con Christine Piens, el primero de abril de 1978, reiterándome la proposición, que rechacé, porque no he tenido vocación de político partidista, y menos depender del Dr. Joaquín Balaguer. Durante los 12 años de Balaguer (1966-1978), estuve 11 veces preso por la policía nacional, por mis actividades sindicales.

 

 

Semanas después Fernando Álvarez Bogaert fue destituido como candidato vicepresidencial para acompañar al Dr. Joaquín Balaguer, quien era el candidato presidencial del Partido Reformista. Un sector militar estaba contrario a Álvarez Bogart.

 

Fernando Álvarez Bogaert, siendo candidato a la vicepresidencia de la República, acompañando al Dr. Joaquín Balaguer, por el Partido Reformista, fue secuestrado en Santiago, por un grupo militar, en el poder, lo llevaron a la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas, en Santo Domingo, los presentaron ante el jefe de esa institución, el general Rene Beauchamp Javier, y al jefe de la policía nacional. ¡Ellos le pidieron que renunciara a la candidatura de vicepresidente!

 

Un tiempo después, por intermedio del Lic. Polibio Diaz, alto funcionario del gobierno de Balaguer, Fernando Álvarez Bogaert renunció a ser candidato a la vicepresidencia.

 

Después de su renuncia obligada a la candidatura a vicepresidente, visité a Fernando Álvarez Bogaert, en su residencia de la calle Boy Scouts, en Santo Domingo, donde acostumbraba a reunirme con él, le agradecí su proposición de proponerme la candidatura a diputado en la provincia de Santiago, pero también le pedí que me explicara su situación cuando fue secuestrado por militares. El me respondió que no quería hablar con nadie sobre esa situación… ¡razón que comprendí!

 

Durante el período electoral, para el año 1994, Fernando Álvarez Bogaert encontró mucha resistencia en el partido de Balaguer…tuvo que salir.  El Dr. José Francisco Peña Gómez, le ofreció la candidatura de vicepresidente, cuando fue proclamado candidato a la presidencia. 

 

 

 

Cuando el Dr. Peña Gómez recibió la proposición de Balaguer de dividir los 4 años de su último mandato presidencial, en dos años para cada uno, el llevó  esa proposición a un organismo del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Ese organismo se negó a pactar con Balaguer. La proposición de Balaguer incluía que el PRD debía sustituir a Fernando Álvarez Bogaert como candidato a la vicepresidencia, los cual fue rechazado por Peña Gómez, alegando lazos de familiaridad con Álvarez Bogaert,

 

 

José Francisco Peña Gómez había dicho: ”Balaguer sabe que tengo un cáncer terminal y si yo gano las elecciones, Fernando Álvarez Bogaert,  dirigirá el país”  Peña Gómez perdió ante Balaguer en unas elecciones muy cerradas, marcadas por fuertes irregularidades y fraudes.

 

Fernando Alvarez Bogaert, fue electo senador, en el año 1998 por su provincia natal, Valverde, Mao; ministro de Finanzas del 2000 al 2002; Profesor Honorario de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad Autónoma de Santo Domingo; y Profesor Honoris Causa de la Universidad Tecnológica de Santiago.

 

En el año de 1998 es electo senador por la provincia de, Valverde, Mao, representando el Acuerdo de Santo Domingo (ASD) y al Partido Revolucionario Dominicano (PRD), presidiendo la Comisión Presupuestaria y la Comisión Económica.

 

Fernando Álvarez Bogaert, fue seleccionado, en el año 2000 por el presidente Hipólito Mejía, para asumir el cargo de secretario de Estado de Finanzas, renunciado a la misma en marzo del año 2002, 

 

Desde 1965 está casado con la señora Hortensia Méndez, con quien ha procreado cuatro hijas: Hortensia, María Eugenia, Patricia y Alexandra.

 

Actualmente el Lic. Fernando Álvarez Bogaert se dedica a escribir, especialmente sobre macroeconómica dominicana, de la cual es un experto. Está alejado de la política partidista.

Fernando Álvarez Bogaert es un destacado escritor de política y economía, entre sus principales libros se encuentran; “El abrupto deterioro de la economía internacional: un reto histórico para cada dominicano”. “Una mirada al tiempo”, “Una década de pensar”,  “Anatomía de la República Dominicana 2008”,“El Desafío Social Y Económico de La República Dominicana”, y  “La cambiante economía mundial y su impacto”.

 

Indudablemente, que las dos veces que Fernando Álvarez Bogaert fue candidato a la vicepresidencia de la república, fueron traumáticas, frustradas por diversos motivos diferentes.

 

Las conversaciones que tuve con el Lic. Fernando Álvarez Bogaert las aprecio, por el respeto que siempre ha tenido conmigo, a pesar de las diferencias sociales que tenemos.

 

Santiago, noviembre 2022.

WhatsApp. 809.8768913

 

VIDEO

https://youtu.be/BNwlWLCvTcs

PODCAST

https://soundcloud.com/jose-gomez-cerda/conversaciones-con-fernando-alvarez-bogaert-jose-gomez-cerda

Publicado el Deja un comentario

Conversaciones con Frank Moya Pons: historiador

Conversaciones con Frank Moya Pons: historiador

 

José Gómez Cerda

 

Rafael Francisco Moya Pons, conocido como Frank Moya Pons, nació en 1944 en la ciudad de La Vega, República Dominicana. Es uno de los historiadores contemporáneos principales de la República Dominicana. Ha publicado diversos libros sobre; historia y el patrimonio cultural del país.

 

El historiador Frank Moya Pons recibió su doctorado en Historia Latinoamericana y Desarrollo Económico en Columbia University, en Nueva York, después de sus estudios en Georgetown University, en Washington, y en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en donde se graduó en Filosofía. 

 

Fue docente de Historia Latinoamericana en Columbia University y de Historia del Caribe, en la Universidad de Florida. También fue profesor de Historia Dominicana en la Universidad Católica Madre y Maestra, en Santiago de los Caballeros, durante seis años.

 

Frank Moya Pons es miembro de numerosas academias y sociedades profesionales de historiadores. Ha sido, entre otras, presidente de la Academia Dominicana de la Historia, presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos y director ejecutivo del Fondo para el Avance de las Ciencias Sociales.

 

Entre las funciones ejecutivas desempeñadas por Frank Moya Pons están: director ejecutivo del Fondo para el Avance las Ciencias Sociales (1975-88); director del Museo de las Casas Reales (1982-1986); presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos (1979-1988); secretario ejecutivo de Forum, Inc. (1981-1988); secretario de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2000-2004); y presidente de la Academia Dominicana de la Historia (2010-2013), entre otras.

 

 

Actualmente es miembro del Comité Ejecutivo del Plan Sierra y secretario de la Junta de Directores de la Fundación Patronato Cueva de las Maravillas, Inc., junto con varias otras posiciones directivas y de asesoría en diversas instituciones.

 

FORUM

FORUM, era la reunión de grupos de intelectuales, que discutían abiertamente, sobre temas generales de interés nacional. ¡Ahí conocí a Frank Moya Pons!

Las reuniones de FOUM se realizaron desde 1981 al 1988, en Santo Domingo.

En una de esas reuniones que organizaba FORUM, se trató el tema de;

La situación laboral en la Republica Dominicana. Participamos como exponentes; Lupo Hernández Rueda, Julio de Peña Valdez, Jacinto de los Santos, José Gómez Cerda y Heriberto Castro, el moderador fue   Frank Moya Pons-

 

Participe, como público, en otras reuniones de FORUM, entre ellas, las que trataron sobre; la prensa en la República Dominicana, La Reforma Agraria en la República Dominicana, Condiciones socioeconómicas de la mujer trabajadora en la República Dominicana, Posibilidades de desarrollo de la Región Este, Impacto económico del gasto público en la República Dominicana. En todas ellas Frank Moya Pons, fue el moderador.

 

 

FONDO PARA EL AVANCE DE LAS CIENCIAS SOCIALES-

Frank Moya Pons, fue director ejecutivo del Fondo para el Avance las Ciencias Sociales, desde 1975 hasta 1988.

 

En noviembre del año 1983, Frank Moya Pons, conversó conmigo sobre un proyecto que tenía para un estudio sobre la situación laboral en la República Dominicana.

Era un estudio de investigación, acerca del desarrollo económico y social del país,  que el Fondo para el Avance de las Ciencias Sociales, del cual él era su director ejecutivo, debería entregar el próximo año 1984 al Secretariado Técnico de la Presidencia  de la República, en torno a las implicaciones empresariales y laborales de la dinámica de la industrialización y modernidad de la sociedad dominicana.

 

Frank Moya Pons me explicó que yo haría el trabajo de investigación del sector laboral, él haría el resto. Pero me aclaró, que los datos que yo obtuviera eran exclusivamente para ese estudio.

 

El 22 de diciembre de 1983 Frank Moya Pons, envió una comunicación al secretario de estado de trabajo, Dr. Pedro Franco Badia, para que yo tuviera acceso a todas las informaciones y documentos de la secretaría de trabajo, lo cual fue aceptado por el Dr. Franco Badia. Inicié mis investigaciones laborales en el mes de enero de 1984.

 

Tuve que leer todos los informes de los secretarios de estado de trabajo, desde su creación hasta la fecha. Faltaban dos informes; uno, relacionado con el secretario de trabajo Ramón Marrero Aristy, que fue borrado después de su asesinato por orden del dictador Trujillo, y el correspondiente al año 1966, pues los documentos de ese año fueron vendidos por libras a la industria del papel, de Villa Altagracia.

 

Por los datos obtenidos en la secretaría de trabajo, los informes que obtuve por medio de los dirigentes sindicales de las principales organizaciones sindicales, y los propios que tenía, pude obtener una buena investigación del mundo laboral dominicano.

 

 

PREMIOS CAONABO DE ORO Y LA ASEPED

Frank Moya Pons es ganador de los premios Caonabo de Oro. Durante la preparación del acto, en la reunión del Jurado de los premios, presenté a Frank como candidato en el renglón de escritor. ¡Y fue seleccionado!

 

Conversé con Frank Moya Pons, en torno a ese premio, que le otorgó la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED). La semblanza la hizo el periodista Fausto Rosario.

Frank Moya Pons, es asesor de la Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED)

 

En dos ocasiones pude conversar con Frank Moya Pons, en mi residencia donde él acudió a mis invitaciones.

 

Las conversaciones con Frank Moya Pons, me recuerdan lo que un día me dijo: “La historia es conocer el pasado, para interpretar el presente y el futuro”.

Video

https://www.youtube.com/watch?v=TpN6gXSE-XM