Publicado el Deja un comentario

EL TRABAJO SOCIAL. José Gómez Cerda

EL TRABAJO SOCIAL

VIDEO

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=KlIar19m1DI

 

El trabajo social tiene su origen en filosofías e ideales humanistas, religiosas y democráticas, está relacionado con lo social de las Personas Humanas.

 

 Su aplicación es universal y se dirige hacia aquellas necesidades humanas que surgen de la interrelación personal-social, y también a desarrollar el potencial humano.

 

 Si analizamos la etimología de «trabajo social», nos daremos cuenta que trabajo implica una acción de la Persona Humana, una operación, la cual tiene un objetivo y función determinada.  Social, es lo perteneciente o relativo a la sociedad o desenvolvimiento del hombre y sus interacciones. Por tanto, el Trabajo social lo podríamos definir como una acción del hombre para la sociedad.

 

El Trabajo social es una disciplina de las ciencias sociales que tiene por objeto de estudio la intervención social con sujetos concretos, sean individuales o colectivos, que tienen un problema o una carencia social en un momento determinado. Su acción deviene de lo social y termina  en lo social, precisamente en el punto de intersección que genera la relación sujeto, problema y contexto.

 

 

 

La intervención de trabajo social es una acción racional, intencional, fundada en el conocimiento científico, que tiene por objetivo desencadenar procesos de cambio social. La participación de la persona humana  es indispensable, para tratar de una acción de trabajo social.

 

La profesión del trabajo social promueve el cambio social, la solución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación de las personas para incrementar el bienestar.

 

Mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los derechos humanos y la justicia social son fundamentales para el trabajo social.

 

El trabajo social en sus distintas expresiones se dirige a las múltiples y complejas relaciones entre las personas y sus ambientes. Su misión es la de facilitar que todas las personas desarrollen plenamente sus potencialidades, enriquezcan sus vidas y la prevención de las disfunciones.

 

El Trabajo Social profesional está enfocado a la solución de problemas y al cambio. Por ello, los trabajadores sociales son agentes de cambio en la sociedad y en las vidas de las personas, familias y comunidades para las que trabajan. El Trabajo Social es un sistema de valores, teoría y práctica interrelacionados entre sí.

 

El Trabajo Social ha crecido con ideales humanitarios y democráticos, y sus valores se basan en el respeto a la igualdad, el valor y la dignidad de todas personas. Desde sus comienzos, hace más de un siglo, la práctica de Trabajo Social se ha centrado en hacer frente a las necesidades humanas y desarrollar el potencial humano.

 

Los derechos humanos y la justicia social constituyen la motivación y la justificación de la acción del Trabajo Social. En solidaridad con quienes están en desventaja, la profesión lucha por mitigar la pobreza y liberar a los vulnerables, excluidos y oprimidos, promoviendo el fortalecimiento de estos y su inclusión social. Los valores del Trabajo Social están expresados en los códigos de ética profesional nacionales e internacional.

 

El Trabajo Social basa su metodología en un cuerpo sistemático de conocimientos sustentados en la experiencia y derivados tanto de la investigación y evaluación de la práctica incluida los contextos locales. Reconoce la complejidad de las interacciones entre los seres humanos y su entorno.

 

Históricamente en relación con los orígenes del Trabajo Social, se aprecia cómo desde los primeros siglos de esta era aparecen preocupaciones e iniciativas dirigidas al mejoramiento de las condiciones del ser humano; pero las mismas tenían una expresión esporádica en contadas personas y patrocinadas por instituciones poderosas como la Iglesia, siempre encaminadas a sectores limitados de la población.

 

A partir de la Revolución Industrial aparecen las primeras empresas modernas, nace un sistema político llamado LIBERALISMO, un sistema económico denominado CAPITALISMO, un sector llamado empleadores y patronos, y nace una nueva clase social que es la CLASE OBRERA, y de las luchas entre esos sectores aparece la CUESTION SOCIAL, que pasa a ser primordial en el desarrollo de las fuerzas productivas.

 

Existen criterios que el Trabajo Social ha dejado de ser arte y tecnología para devenir en disciplina científica, por cuanto da cumplimiento a las leyes del desarrollo social y el método científico que propicia bienestar a los colectivos humanos.

 

La profesión del trabajo social promueve el cambio social, la solución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación de las personas para incrementar el bienestar. Mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno. Los principios de los derechos humanos y la justicia social son fundamentales para el trabajo social.


El trabajo social en sus distintas expresiones se dirige a las múltiples y complejas relaciones entre las personas y sus ambientes. Su misión es facilitar que todas las personas desarrollen plenamente sus potencialidades, enriquezcan sus vidas y prevenir las disfunciones.

 

 

El trabajo social profesional está enfocado a la solución de problemas y al cambio. Por ello, los trabajadores sociales son agentes de cambio en la sociedad y en la vida de las personas, familias y comunidades para las que trabajan. El trabajo social es un sistema de valores, teoría y práctica interrelacionados.

 

 

Desde sus comienzos, la práctica de trabajo social se ha centrado en hacer frente a las necesidades humanas y desarrollar el potencial humano. Los derechos humanos y la justicia social constituyen la motivación y la justificación de la acción del trabajo social, el objetivo fundamental es la sociedad del bienestar social.

 

 

El trabajo social basa su metodología en un conjunto sistemático de conocimientos sustentados en la experiencia y derivados de la investigación y de la evaluación práctica, incluyendo el conocimiento sus contextos locales.

 

 

 Reconoce la complejidad de las interacciones entre los seres humanos y su entorno, así como la posibilidad de que las personas, por un lado, se vean afectadas por todo lo que influye sobre ellas y, por otro, modifiquen estas influencias.

 

 

 La profesión de trabajo social recurre a teorías acerca del desarrollo y comportamiento humano, así como acerca de los sistemas sociales, para analizar las situaciones complejas y facilitar los cambios personales, organizativos, sociales y culturales.

 


El trabajo social se enfrenta a las barreras, desigualdades e injusticias existentes en la sociedad. Responde a las crisis y emergencias, así como a los problemas personales y sociales de la vida diaria. Utiliza una variedad de experiencias, técnicas y actividades consecuentes con su centro de atención a las personas y sus entornos.

 

 

Las intervenciones del trabajo social abarcan desde los procesos psicosociales que se centran fundamentalmente en el individuo, hasta la participación en la política, la planificación y el desarrollo sociales.

 

 

Las intervenciones incluyen el asesoramiento, el trabajo social de casos, el trabajo social con grupos, el trabajo de pedagogía social y el tratamiento y terapia familiar, así como los esfuerzos para ayudar a las personas a obtener servicios y recursos en la comunidad.

 

 

También incluyen la dirección de organismos, la organización comunitaria y la participación en la acción sociopolítica para influir en la política social y en el desarrollo económico. El centro de atención del trabajo social es universal; pero las prioridades de la práctica del trabajo social variarán de un país a otro, y con el tiempo, en dependencia de las circunstancias culturales, históricas y socioeconómicas.

 


El mercado del trabajo, tanto formal como informal, es complejo y está lleno de problemas enraizados..

 


La pobreza no sólo es el mayor problema, sino que es palpable. Está completamente a la vista.

 


En algunas  partes de América Latina, los trabajadores sociales enfrentan conflictos relacionados muchas veces con una industria multinacional muy poderosa: el tráfico ilícito de drogas.

 

 

Otro problema que preocupa a los trabajadores sociales en todo el mundo es la industria del sexo, en especial el abuso sexual en niños. Todos estos problemas requieren de un enfoque diferente, polifacético y estratégico.

 

El racismo sigue siendo un problema grave en todos los países.

 


En la historia del Trabajo Social se definen tres momentos esenciales:

 

La Asistencia Social, el Servicio Social y el Trabajo Social;

 

El Trabajo Social tiene una función de concientización, movilización y organización del pueblo para que en un proceso de formación del autodesarrollo,  de individuos, grupos y comunidades, realizando proyectos de trabajo social, inserta críticamente y actuación  en sus propias organizaciones, participen activamente en la realización de un proyecto político que signifique el tránsito de una situación de dominación y marginalidad a otra plena participación del pueblo en la vida política, económica y social de la nación que cree las condiciones necesarias para un nuevo modo de ser persona humana.

 

Los trabajadores sociales profesionales se dedican a conseguir el bienestar y la autorrealización de los seres humanos; al desarrollo y utilización correcta de los conocimientos respecto al comportamiento humano y social; al desarrollo de los recursos necesarios para atender las aspiraciones y necesidades de los individuos, de los grupos, nacionales; y a la consecución de la justicia social.

 

El trabajador social debe tener:

 

  • Vocación Social, solidaridad, compromiso y sensibilidad social.

  • Actitud crítica y analítica.
  • Interés de trabajar a favor de los sectores más desfavorecidos y vulnerables.

  • Iniciativa y creatividad.

  • Capacidad para la construcción del conocimiento.

  • Capacidad por expresar sus ideas, sostenerlas y confrontarlas.

 

 El trabajador social está obligado a aceptar los criterios de conducta ética en su acción y su comportamiento ante la sociedad.

 

Cuando trabajamos para el dinero, para el comercio, para el mercado, para el capital, podemos mejorar nuestras condiciones de vida y trabajo, sin importar si ese trabajo perjudica o no a los más pobres y necesitados. Sin embargo, existe otro tipo de trabajo que no es necesariamente para el MERCADO, sino para el desarrollo de las PERSONAS HUMANAS, que es EL TRABAJO SOCIAL

 

 El trabajo social no tienen muchos beneficios materiales, pues no está encuadrado dentro del mercado comercial, sin embargo, representa una satisfacción personal, cuando se trabaja al servicio de otras personas, para que sean mas dignas y humanas.

 

 La profesión de trabajo social promueve la resolución de problemas en las relaciones humanas, el cambio social, el poder de las personas mediante el ejercicio de sus derechos y su liberación y la mejora de la sociedad, mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales, el trabajo social interviene en los puntos en los que las personas interactúan con su entorno.

 

 El Trabajo Social, que nosotros entendemos, que debemos aplicar hoy y aquí, debe partir de la realidad nacional. Existen cientos de personas, que hacen un trabajo social, tanto en el sector público como el privado, y que no han tenido acceso a centros superiores de educación para actualizarse en sus actividades y para recibir orientaciones académicas, que les ayude a mejorar sus conocimientos, habilidades y acciones.

 

En al aprendizaje del trabajo social se debe conocer: El espíritu de progreso humano,

 

El trabajo social es una actividad práctica, El trabajo social es una disciplina académica.

 

Debemos conocer el trabajo social como una tradición investigadora, de la teoría a la práctica-investigación para el cambio, de la teoría a la práctica-actividad del agente, de la práctica a la teoría y las  delimitaciones de problemas en el trabajo social.

 

El mundo ha cambiado. Hoy, la sociedad globalizada está presente en todos los ámbitos del quehacer humano, desafiando y diseñando el nuevo mapa del mundo, impregnando el diccionario con nuevas palabras y en ella todos nos encontramos inmersos ideológica, política y económicamente. Se trata en pocas palabras de una realidad distinta en la cual se han transformado las formas de ser, actuar, pensar e imaginar.

 

Las nuevas generaciones discutirán las diversas teorías del Trabajo Social, nosotros no vamos a entrar en ese tipo de discusiones, sino hacer una labor de elevar la capacidad de acción  de los hombres y mujeres que hoy son trabajadores sociales, aunque no tengan ningún titulo universitario ni de educación superior.

 

La formación se obtiene por medio de los estudios. Sin embargo, la formación por medio de la acción es más auténtica. La persona que es coherente en el pensamiento y la acción tiene una auténtica formación que le sirve para todos los aspectos de la vida. El trabajo social se realiza más en la acción que en las aulas.

 

El trabajo social no es puro, como las ciencias exactas. Tiene algo de sociología, de ciencias sociales, de psicología, de comunicaciones sociales, de otras ciencias sociales, y del derecho, pues para defender los derechos y libertades de cualquier persona o asociación debemos conocer las leyes vigentes.

 

Es necesario que aquellas personas que están ligadas al trabajo social pueden capacitarse más y mejor, para completar su formación y tener la autenticidad del pensamiento y la acción eficaz.

 

La Estructura social es el concepto que describe la forma que adopta el sistema global de las relaciones entre individuos, para explicar las relaciones sistemáticas que vinculan a miembros de una determinada comunidad aunque no se encuentren en ningún momento en contacto directo.

La Estructura social es un concepto, pero alguna vez es empleado con diferentes significados, pues es definido como equivalente a sistema social o a organización social.

 

Ni todo es estructura (organización), ni todo es acción (población). Una definición simplista de estructura sería la Organización del Sistema.

 

Estructura social es una población con una organización y una tecnología, que vive y se desarrolla en un medio ambiente.

 

Se puede definir el sistema, como está establecida de hecho una sociedad, llenándola de contenidos, que interactúan por las redes de la estructura, usando cualquier tabla: cultura, lenguaje, arte, religión, etc., valores como gobierno, propiedad, estratificación, familia, grupos, etc., completando así su identificación e identidad y mejorando su entendimiento.

 

Por extensión la estructura social modifica y es modificada por la tecnología y el medio ambiente. El análisis sociológico de las estructuras sociales no puede hacerse sobre la estructura en sí misma, pues no es algo tangible, sino que es una definición formal; es como el hogar de los muchos componentes, que aquí se han simplificado con cultura y valores.

 

En cuanto a concepto fundamental de la sociología y de la antropología de la cultura, ofrece dificultades de aplicación y entendimiento pues apunta a diversos planes de la realidad social.

 

También hablamos de la estructura de toda una sociedad. La estructura social la podemos deducir por existencia de su influjo en la acción o relación social de los individuos.

 

José Gómez Cerda

 

 

NOTA. Esto es un fragmento del libro digital  EL TRABAJO SOCIAL, escrito por José Gómez Cerda-

 

 

INFORMACIONES:

 

jose.gomezc@claro.net.do

 

809.8768913

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *